Economía

El arrozal lleva a los tribunales el "erróneo" reparto de ayudas

Considera una «discriminación» que se tengan en cuenta los años de sequía

el 22 nov 2009 / 20:44 h.

De nuevo el campo sevillano acudirá a los tribunales contra la Administración estatal al sufrir una "discriminación" en el reparto de las ayudas agrarias comunitarias. Esta vez es el arrozal, sector para el que se han calculado las primas teniendo en cuenta campañas en la que aguantó una sequía, y por tanto, el descenso de las siembras. Menos tierras entonces, menos subvenciones ahora.

"Iremos a los tribunales", dice indignado Manuel Cano, director de la Federación de Arroceros de Sevilla. A su juicio, es injusto que el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino se agarre a los años de sequía para la distribución de las ayudas, puesto que "lo que quita a Andalucía se lo dará a otras regiones, en especial a los extremeños, que son los causantes de que se hayan disparado las siembras y, por tanto, sufran fuertes penalizaciones [o recorte de la subvención otorgada por Bruselas]".

Cano lamenta que el departamento de Elena Espinosa no haya sido sensible a las reclamaciones de las organizaciones agrarias andaluzas ni a las de la propia Consejería de Agricultura, si bien ésta ha arrancado más hectáreas (en concreto, 7.000) para que entren en los cálculos y paliar así parte la pérdida de 6 millones de euros al año por parte del arrozal de la comunidad.

Sin embargo, los arroceros de las marismas del Guadalquivir no se conforman y reclaman "lo que es nuestro". El sector, agregan los agricultores, está "harto" de estar siempre en la palestra de los problemas. Y es que cuando no es la sequía es la elevada salinidad del río -que quema el cultivo-, el enfrentamiento con el resto de los regantes de la cuenca o "el cálculo erróneo" de las administraciones. "Basta ya".

El pasado abril, Gobierno y comunidades acordaron en la Conferencia Sectorial de Agricultura las condiciones para que una serie de cultivos, entre ellos el arroz, entre por completo en el régimen de pago único de la Política Agraria Común (PAC), es decir, que el agricultor cobre íntegramente la ayuda comunitaria con independencia del volumen que haya cosechado -en estos momentos, un porcentaje es fijo y otro está vinculado a la producción, y este último es el acoplado-. Para ello, se adoptaron años de referencia que sirven de base para esa distribución de las primas, ya que, por ejemplo, el rendimiento del cereal en Sevilla no es el mismo que en Tarragona o Valencia.

Se aprobó que las campañas 2007-08 y 2008-09 fueran los ejercicios a partir de los que cuantificar esas ayudas y ambos son precisamente los peores años de esta década en el arrozal sevillano, ya que la sequía obligó a recortar las dotaciones hídricas para un sector que tan sólo pudo sembrar la mitad de la superficie que en años pluviométricos normales.

Los agricultores, con el apoyo de la Consejería -que inició una negociación bilateral con el Ministerio- reclamaban que el año de referencia fuera el de 2005, cuando todas las zonas produjeron sin sobresaltos.

No obstante, el Gobierno ya ha aprobado el Real Decreto que regula esa distribución y se ha publicado en el BOE el pasado día 14. En él se constata que los años de referencia no han cambiado. "Es una fechoría", dice Asaja.

  • 1