Local

El arte de dosificar lo ‘imposible’

el 26 abr 2011 / 11:02 h.

TAGS:

Melocos, el grupo musical del momento, saca a la venta su nuevo disco, llamado Imposible, un álbum que cuenta con la particularidad de salir al mercado en tres entregas durante todo el año. "La idea es que la promo no pare. Van a ser tres lanzamiento pequeños, y en el momento que acabe la promoción de esta primera parte, vamos a estar grabando la segunda", defiende Andrés Órtiz, batería del grupo. La iniciativa esta vez parte de los propios artistas, que han contado con el apoyo absoluto de la discográfica Sony Music. "De esta manera el resultado del single es mejor porque va de la mano de un lanzamiento.

Normalmente, el primero que se saca tiene mucho bombo, pero el segundo sencillo ya no. En cambio, si lo sacas apoyado sólo de cuatro canciones con otra portada, es diferente, y así intentamos que haya tres singles fuertes", comenta Andres Órtiz.
Otra de las razones que da el grupo se basa en la facilidad a la hora de recordar cuatro canciones, a diferencia de un álbum normal que suele constar de doce temas: "Nadie tiene una solución para los discos que no se están vendiendo porque son un gasto importante, pero nosotros llegamos con una idea nueva a la discográfica, que además salía más barato y tenía la misma finalidad", explica Manu Jurado, uno de los guitarristas.

Imposible es el cuarto disco del grupo gaditano y, para ellos, es un gran salto porque llevaban bastante tiempo sin grabar versiones propias, puesto que el anterior trabajo, 45 Rmp, fue un recorrido por los clásicos españoles de los años 80. "Hemos tenido más tiempo para aprender a tocar, a grabar y a componer. Donde más se nota es en el sonido y, por lo que hemos escuchado, también en las letras, porque tienen más contenido. Cada detalle está cuidado a diferencia de los anteriores", responde Manu Jurado a la pregunta de qué aporta su nuevo trabajo.

En esta primera parte de la trilogía hay un tema más, Humo, producido por Melocos. "Cada entrega tiene cuatro canciones, pero nosotros queríamos meter un tema más grabado en nuestro estudio, que fuera autoproducida. La discográfica dijo que no iría en el disco físico, pero con empeño conseguimos que formara parte de él. Es un regalito para la gente que lo quiera escuchar", señala anecdóticamente el batería, y anima a que otros artistas también lo hagan para que no estén controlados por las compañías. En cualquier caso, a juicio de Melocos, no es falta de libertad lo que sufre un artista al ser fichado por una discográfica: "Es un acuerdo entre lo que quiere la compañía y lo que quieres tú.

Nos sentimos iguales y por lo general siempre salimos de acuerdo con las reuniones", responden ante la supuesta presión que sufren los cantantes y grupos musicales hoy en día. "Nos intentan guiar porque, por mucho que sepamos hacer canciones, no tenemos ni idea de cómo venderlas, y ése es su trabajo".

La banda confiesa que guarda sorpresas para las próximas entregas de Imposible: "Nos apetece mucho grabarnos tocando las canciones pero en formato acústico, como hemos hecho con Humo, pero con un vídeo". No esperan grandes colaboraciones, sino que amigos músicos se unan, aunque "no tienen por qué ser famosos". "No queremos nadie mediático porque ya es hora de ir solos, y que nos lleven arriba nuestras canciones".
Tras un mes de promoción, Melocos ya ha llenado la agenda para los conciertos de los próximos meses, y se espera que pronto anuncien la gira de verano para presentar oficialmente su nuevo álbum.

  • 1