miércoles, 24 abril 2019
15:13
, última actualización
Cultura

El arte del clown elevado al prodigio

La magia muda del ruso Polunin vuelve a la Península con el espectáculo 'Slava’s snowshow'.

el 11 abr 2010 / 20:34 h.

Enredarse en una tela de araña gigante o ver caer sobre el público una estremecedora tormenta de nieve procedente del escenario. Pasar de la profunda nostalgia a una alegría desmesurada, atravesando momentos de gran incertidumbre y tensión. Son sólo algunas de las sensaciones que experimentarán quienes acudan a la cita con Slava Polunin, posiblemente el clown en activo de mayor prestigio internacional.

Polunin vuelve a la Península con Slava's snowshow, su espectáculo más popular y que ya ha cautivado a tres millones de espectadores en 30 países y 120 ciudades de todo el mundo. Sin palabras, a través de elementos tan simples como una escoba, una cama, una cuerda, globos o un perchero, este payaso ruso recrea historias aptas para todas las edades, si bien el propio autor apunta que es a partir de los ocho años cuando los niños comienza a apreciar en mayor medida todos los matices que ofrece el show. Precisamente, la integración del público en el espectáculo hace posible que no haya dos funciones iguales.La música es otra de sus claves.

De gran peso dramático, colabora de manera notable a la hora de conducir al espectador hacia estados de ánimo opuestos entre sí. Pero sin duda, a falta de una estructura rígida y de una línea argumental definida, la nieve es la razón de la originalidad de Slava. El clown utiliza este material para expresar las emociones y las ideas que componen su particular imaginario. el 14 de abril en sevilla.

El snowshow de Polunin llegará el próximo miércoles -hasta el día 18- al Teatro Lope de Vega de Sevilla, después de haber pasado por Zaragoza, Barcelona y Tenerife y culminará la gira en La Coruña. El espectáculo tuvo una gran acogida en su última visita a España el año pasado y los organizadores esperan una respuesta similar, ya que están convencidos de que las hazañas de los actores cautivan desde el primer minuto.

Slava Polunin nació en un pequeño pueblo de Rusia, lejos de grandes ciudades. Pasó su niñez rodeado de bosques y campo a la vera de un río. Construía casas de cuatro pisos en los árboles y, a través del cine y la televisión, se fue enamorando del mundo de los payasos y los mimos. Así, hasta que ser lo que es hoy se fue convirtiendo en su sueño.

Influido por artistas como Chaplin o Marcel Marceau, consiguió fundar su propia compañía en 1977 e incluso algunos extractos del show que ahora llega a España fueron incluidos en la producción Alegría del Circo del Sol.

  • 1