Local

El arte va a los contenedores

Relacionar los graffitis con la limpieza y el medio ambiente era el paso que le quedaba a estas pinturas murales callejeras para abrirse un hueco entre las artes. Pues ya está dado: Lipasam ha convocado un concurso para dar vida y color a los contenedores de vidrio.

el 15 sep 2009 / 08:45 h.

TAGS:

Relacionar los graffitis con la limpieza y el medio ambiente era el paso que le quedaba a estas pinturas murales callejeras para abrirse un hueco entre las artes. Pues ya está dado: Lipasam ha convocado un concurso para dar vida y color a los contenedores de vidrio.

Tras el fallecimiento de la pintada como instrumento de vocación panfletaria e irreverente y su reconversión en máxima expresión del arte de vanguardia, los poderes públicos se han apresurado a otorgar el reconocimiento del que el anonimato y la nocturnidad habían impedido gozar hasta ahora a sus creadores. He aquí el último y más rabioso ejemplo: desde ahora, los contenedores de vidrio para reciclar irán decorados con ese tipo de obras.

A iniciativa del Ayuntamiento de Sevilla a través de Lipasam, la Empresa Municipal de Limpieza, con la colaboración de Proyecto Lunar (el programa de apoyo a emprendedores creativos culturales, de la Consejeria de Innovación, Ciencia y Empresa de la Junta de Andalucía) y Montana Shop & Gallery, se acaba de convocar un concurso para artistas gráficos callejeros, más popularmente conocidos como graffiteros, con el objetivo de dar vida a 30 contenedores para la recogida selectiva de vidrio, ubicados en la zona Centro de la ciudad. Los artistas tendrán que basar su creatividad en motivos medioambientales y de sostenibilidad.

Los participantes, que ya pueden formalizar su inscripción, se podrán registrar de forma individual o en grupo y deberán presentar, junto con ésta, un boceto de lo que sería su obra ya plasmada en el contenedor antes del 3 de octubre. A partir de esta fecha, será el momento en el que un jurado nombrado al efecto seleccionará, entre los diseños presentados, aquéllos que considere más novedosos, representativos del motivo principal de la convocatoria (el medio ambiente y la sostenibilidad) y de mayor expresión artística, conforme a criterios de creatividad, originalidad y calidad.

La última fase, el próximo 18 de octubre, contará con una jornada abierta al público en la que los artistas plasmarán sus bocetos en la superficie de los contenedores seleccionados del Centro de la ciudad, pudiendo ser seguido por los viandantes todo el desarrollo de la creación de la obra artística.

Al finalizar esta jornada el jurado seleccionará, conforme a los mismos criterios descritos en la fase de selección, a los participantes o grupos autores de los graffitis correspondientes a los tres primeros premios, dotados con 1.500, 1.000 y 600 euros, respectivamente. Los contenedores se irán ubicando de forma rotatoria por diferentes barrios de la ciudad para que todos los sevillanos puedan disfrutar estas obras de arte mural.

  • 1