domingo, 16 diciembre 2018
23:08
, última actualización
Cofradías

Asenjo inaugurará la iglesia de San Roque el 5 de octubre

El lunes abre sus puertas para el nuevo curso pastoral. Las cofradías preparan su regreso

el 03 sep 2014 / 14:01 h.

San_Roque_PortadaLa inauguración oficial de la iglesia de San Roque, cerrada al culto el pasado mes de diciembre por graves problemas estructurales, será finalmente el próximo 5 de octubre. Esta ha sido la fecha elegida por la Archidiócesis para la celebración de la misa en acción de gracias por la reapertura del templo. Si bien, como ya se anunciara en verano, el próximo lunes abrirá sus puertas para dar la bienvenida al nuevo curso pastoral y parroquial. Será pues una reapertura adelantada y escalonada. Lo hace tres meses antes de lo programado –se habló de finales de 2014–, y con una vuelta paulatina de la actividad:primero lo hará la vida parroquial (cursos, catequesis, bodas...) y tres semanas después, desembarcará la vida cofrade con el ansiado retorno de las imágenes de las dos hermandades que tienen sede en esta iglesia emplazada en la plaza de Carmen Benítez:la de San Roque y la Virgen de la Sierra. Así, el lunes está previsto que se pueda ver ya el interior del templo tras los trabajos de mejora en la techumbre. Para esta jornada se ha previsto la celebración de una eucaristía que presidirá el párroco, Manuel Gordillo, a las ocho y media de la tarde. Al acto quedan invitados todos los feligreses de la parroquia. Hasta principios de octubre se compatibilizarán las actividades parroquiales con distintas intervenciones menores, como la limpieza, la pintura o la colocación definitiva de parte del mobiliario en el interior del templo. Las hermandades de San Roque y de la Virgen de la Sierra realizarán su regreso en los días previos a la inauguración oficial. La cofradía del Domingo de Ramos exiliada al convento de San Leandro baraja un traslado público que en unos días acordará la junta de gobierno en cabildo de oficiales. La parroquia de San Roque ha sido sometida estos meses a la restauración de las cubiertas tras los problemas estructurales que presentaba y que aconsejaban la adopción de medidas inmediatas de seguridad respecto a las personas y el patrimonio. Según los estudios realizados sobre el templo, la estructura portante de la cúpula del presbiterio y de la cubierta de la iglesia estaba en un estado «límite de agotamiento», y no se descartaba que otros elementos del edificio pudieran atravesar una situación más delicada. El cierre del templo pilló por sorpresa a todos y se produjo de un día para otro. El Arzobispado hacía público su decisión de clausurarlo el 11 de diciembre, en las vísperas de la celebración de los cultos anuales en honor a la Virgen de Gracia y Esperanza, titular de la hermandad de San Roque. Aquella misma noche las imágenes fueron sacadas del templo para ser cobijadas provisionalmente en un oratorio habilitado en la vecina casa de hermandad. Luego, se exiliarían al convento de San Leandro, mientras que la otra corporación, la de la Virgen de la Sierra, se mudaba a la capilla de Los Negritos.  

  • 1