Local

El arzobispo de Santiago rechaza hacer de la fe 'factor político'

El arzobispo de Santiago de Compostela advirtió de que "la fe no puede ser convertida en un factor político" y apostó por "la distinción y la autonomía recíproca entre el Estado y la Iglesia".

el 15 sep 2009 / 08:39 h.

TAGS:

El arzobispo de Santiago de Compostela, monseñor Julián Barrio, advirtió de que "la fe no puede ser convertida en un factor político" y apostó por "la distinción y la autonomía recíproca entre el Estado y la Iglesia", de forma que se diferencie "lo que es del César y lo que es de Dios".

En la homilía de respuesta al oferente en la Ofrenda al Apóstol, monseñor Julián Barrio advirtió contra "el riesgo" de pretender "asegurar la fe a través de los poderes de este mundo" y aseguró que para que los hombres puedan disfrutar de sus derechos "no es necesario renunciar a Dios".

El arzobispo de Santiago se refirió también a la necesidad de "impulsar a promover el bien y curar tantas llagas abiertas" en el entorno social "como la carencia de lo necesario que afecta a muchas personas en una sociedad opulenta".

En su intervención, que comenzó en castellano y concluyó en gallego, denunció la "realidad trágica" que "están padeciendo tantos emigrantes" y el terrorismo, que definió como "un acto intrínsecamente perverso y nunca justificable".

Otras situaciones criticadas por Julián Barrio fueron la violencia machista "que atormenta a tantas madres y niños", los efectos de la droga "que destruyen a una persona", la condición de los ancianos "que se sienten olvidados" y "la desesperanza de tantos jóvenes" que se afanan en buscar paraísos perdidos y realidades que son "consecuencia de la falta de reconocimiento de la dignidad de la persona humana, creada a imagen y semejanza de Dios".

  • 1