Cultura

El asalto de Santi Amodeo al gran público

El director sevillano reúne a Ernesto Alterio y Clara Lago en el filme ¿Quién mató a Bambi?

el 13 mar 2013 / 21:20 h.

El elenco de ‘¿Quién mató a Bambi?’, lo nuevo de Santi Amodeo, con el director, ayer en Sevilla. / J. M. Paisano (Atese)

Una historia de dos secuestros muy locos y accidentados que se entrecruzan: eso es poco más o menos lo que se sabe de ¿Quién mató a Bambi?, la nueva película de Santi Amodeo. Bueno, también que hay una productora que ha apostado fuerte, y la distribución de Sony para certificar que el director sevillano ha cambiado el circuito indie por el asalto al gran público.

"He pasado de trabajar con 20 personas a hacerlo con 60. Si quiero estrellar un coche, lo hago y tengo siete cámaras para filmarlo. Todo es más fácil", explica el autor de cintas como Astronautas o Cabeza de perro, perteneciente a la misma generación que sus amigos Alberto Rodríguez y Paco Baños.

El poderío presupuestario ha permitido también reunir a una pléyade de actores conocidos en el reparto, entre los que destaca Ernesto Alterio, quien encarna al dueño de una pizzería en quiebra, que concibe el plan de perpetrar un secuestro para sanear sus cuentas. "Es una película muy especial, una comedia macarra por momentos, con situaciones desopilantes, pero también con intriga".

El espectador se hará muchas preguntas, empezando por el título: ¿Y quién es Bambi?", explica.

Alterio niega que se trate de una "comedia de crisis, porque la hemos hecho para que la gente se ría y disfrute", pero admite que "mi personaje está como mucha gente en este momento. A mí mismo se me ha pasado por la cabeza atracar un banco", dice.

A su lado, Clara Lago afirma que a pesar de lo loco del argumento "Santi ha querido que lo veamos y lo vivamos como algo real, que resulte verosímil", comenta la actriz, que ha tenido que cambiar radicalmente el chip tras su trabajo en Fin.

Su compañera Úrsula Corberó, conocida por su trabajo en XP3D, y el flamante premio Goya Julián Villagrán explica que, aunque la inmensa mayoría de las localizaciones son sevillanas, "la ciudad se verá, pero la película no está ambientada en ella". "No hay Giralda, ni Feria ni Semana Santa", subraya el actor, quien asegura que "el Goya no ha cambiado nada, tengo un cacharro de hierro en casa pero el teléfono no suena mucho más".

Lo mismo comenta su compañero y también premiado Joaquín Núñez, quien ya se conforma con preguntar, cuando le ofrecen un papel para algún corto, "¿hay bocadillos?". Tal vez por eso se muestra feliz de participar en una producción como la de ¿Quién mató a Bambi?, tanto que, asegura "le pido a Santi que no corte en las escenas, que me deje improvisar un poco. Habrá algo de eso en el resultado final", agrega.

Otro intérprete feliz con este rodaje es Enrico Vecchi, el inolvidable italiano de El factor Pilgrim, quien "más de diez años después vuelvo a desarrollar el mismo personaje, sólo que un poco más acelerado", comenta con una sonrisa. Vecchi se proclama amigo de Amodeo "desde hace mucho", así como de gente del equipo como Alex Catalán y Adán Barajas. "Santi es un gran talento, lo absorbe todo, lo hace suyo y lo transforma en amodeiano, un término que ya está recogido en el María Moliner".

Por último, Quim Gutiérrez asegura estar disfrutando de lo lindo con una película "llena de situaciones absurdas, a cual peor, pero con un humor más físico que verbal", afirma.

A punto de estrenar Los últimos días, de Álex y David Pastor, el actor se siente "afortunadísimo de poder bascular entre la comedia y la acción". En el reparto también figura Carmina Barrios (Carmina o revienta) con un papel "pequeño pero notable".

  • 1