Local

El asesino de Son Oliva pasa a disposición judicial

El hombre que en la madrugada del viernes asesinó a la pareja de su ex mujer, a la que había abandonado hace 30 años, ha pasado esta tarde a disposición judicial. El detenido le mató con una barra de hierro.

el 16 sep 2009 / 06:54 h.

TAGS:

El hombre que en la madrugada del viernes asesinó a la pareja de su ex mujer, a la que había abandonado hace 30 años, ha pasado esta tarde a disposición judicial. El suceso se produjo ayer de madrugada en las proximidades del domicilio de la mujer, cuando la víctima intentó entrar en su vehículo para ir a trabajar, alrededor de las seis de la mañana. El detenido le agredió con una barra de hierro, provocándole varios traumatismos craneoencefálicos que le causaron la muerte.

El presunto asesino, al que su mujer y sus hijos daban por muerto, había sido detenido en treinta ocasiones anteriores y pesaban sobre él seis requerimientos policiales.

Según informaron a Europa Press fuentes de la Policía Nacional, el homicidio tuvo lugar a las 05.51 horas, cuando un varón, que vivía desde hace 30 años fuera de Baleares, agredió a otro en la vía pública, que era vecino del barrio de Son Oliva causándole la muerte, sin que la UVI Móvil y la ambulancia de Soporte Vital Básico del 061 que acudieron al lugar pudieran hacer nada por salvarle la vida.

Así, el arresto del agresor, quien también llevaba en el momento del homicidio un cuchillo, fue posible, gracias a los testigos que pudieron ver cómo agredía con una barra de hierro a la víctima, quien falleció por un traumatismo craneal. De este modo, los agentes de la Policía Nacional lograron arrestarle en los alrededores de Son Oliva, a pesar de que intentó refugiarse para evitar ser detenido.

El Grupo de Homicidios y una unidad de la Policía Científica de la Policía Nacional se encargan de la investigación de los hechos, con el fin de esclarecer el homicidio, si bien ya ha trascendido que fue premeditado, ya que buscó a la actual pareja de su ex-mujer con el fin de golpearle de manera brutal hasta acabar con su vida.

  • 1