Local

El asesino más evolucionado

el 18 nov 2010 / 11:35 h.

TAGS:

La ciudad eterna en pleno siglo XVI dominada por la familia Borgia, el caldo de cultivo ideal para la proliferación de corrupción, intrigas, luchas por el poder absoluto y la necesidad de alguien que haga frente a tanto desmán. Ezio tendrá un duro trabajo por delante y, esta vez, contará con la ayuda de los únicos en los que, quizás, pueda confiar. Es la hora de La Hermandad.La acción se desencadena inmediatamente después del final de la entrega anterior, cuando César Borgia ataca el hogar de los Auditore a base de artillería. Esta encadenación de acontecimientos sirve como excelente punto de partida para refrescar la memoria del jugador y para situarle con rapidez en el contexto de la situación. Con su ciudad destruida y el Credo de Asesinos desarticulado, una huida hacia adelante es la única opción viable para recomponer lo que los Borgia han destrozado.

Ezio decide actuar y monta a lomos de su caballo camino de Roma. El equino será parte de una de las primeras novedades del título ya que, a diferencia de los otros capítulos, podrá ser montado también por las calles de la urbe, lo que contribuirá sobremanera a que la acción sea más intensa.El apartado jugable ha sido pulido y sigue siendo magnífico desde todo punto de vista. Teniendo en cuenta las dimensiones del nuevo escenario, se han estructurado las misiones de forma que todo se haga menos pesado de cara al jugador, ganando en agilidad.

Como recurso adicional, se han intensificado los cambios de época dando más protagonismo al alter ego de Ezio en la actualidad, Desmond, que verá cómo su papel en la historia es ahora de mucho más peso y tendrá más cometidos a su cargo, lo que podría indicar por dónde irán los tiros en la próxima entrega de la serie, a tenor de los anunciados cambios de época en su desarrollo.A pesar de que se podría pensar que nos encontramos ante una versión de transición de AC antes de la tercera parte, rumoreada para 2011, la verdad es que en Ubi no se han contenido al plasmar tanto a los personajes como los entornos.

Aunque los gráficos son similares a los que aparecieron en AC2, se aprecia una mejora perceptible en una mayor suavidad de líneas y texturas y movimientos más fluidos. ACLH tiene un único escenario de enormes dimensiones, Roma, por el que el jugador se puede mover con una libertad excepcional. La ciudad está recreada con un nivel de detalle elevadísimo y una fidelidad al momento histórico encomiable. El respeto hacia la arquitectura de la época y la visión de los grandes monumentos romanos es prodigiosa.

El juego incluye, y no sólo en su título, el concepto de Hermandad, una faceta del juego ligada implicitamente a la enorme extensión del escenario. Con ella, básicamente, el objetivo será establecer una especie de sociedad secreta de asesinos de la que Ezio será el líder. Para llegar a ello, primero habrá que lograr que se nos adhieran miembros de diversos, y bajos, estratos sociales a los que, con tiempo y entrenamiento, podremos asignar algunos de los contratos conseguidos, tanto por Roma como por diversas localizaciones de Europa.

Servirá también para ayudar a Ezio si es que éste llega a encontrarse en dificultades en sus misiones, apareciendo como por ensalmo a nuestra llamada de auxilio.Ubisoft ha conseguido una evolución espectacular desde el criticado primer título de la serie hasta este tercero, que culmina una progresión basada en la corrección de errores y la potenciación de las virtudes. El nuevo multijugador y el interesante concepto de La Hermandad añaden interés y sitúan la serie en un privilegiado punto de partida de cara a futuros capítulos. Sobresaliente.

  • 1