Deportes

El ataque del Cajasol es 'galáctico' desde que lo abandera Clay Tucker

Que la mejoría del Cajasol desde que llegara el último y decisivo fichaje, Clay Tucker, es palpable se ha escrito hasta la saciedad. Su facilidad anotadora ha disparado la producción del equipo en los siete encuentros en que ha participado hasta los 84,8 puntos, un promedio de equipo 'galáctico'.

el 16 sep 2009 / 01:18 h.

Que la mejoría del Cajasol desde que llegara el último y decisivo fichaje, Clay Tucker, es palpable se ha escrito hasta la saciedad. Su facilidad anotadora ha disparado la producción del equipo en los siete encuentros en que ha participado hasta los 84,8 puntos, un promedio de equipo 'galáctico'.

Es, sin duda, la sustancial y abismal diferencia entre el deprimido Caja que anidaba en el pozo de la tabla tras 21 encuentros jugados (con cuatro victorias) y el despampanante Caja que abandera el escolta de Ohio (seis victorias sobre siete posibles) y que ya acaricia la permanencia.

La casi veintena de puntos (19,6 para ser exactos) que acredita el killer cajista por actuación ha cambiado de forma radical el otrora triste semblante de un equipo que, hasta su incorporación, anotaba apenas 73,7 puntos por encuentro, siendo el decimocuarto equipo de la ACB en este apartado.

Con la llegada de Tucker procedente del BC Kyev se desató la orgía encestadora de los hombres de Pedro Martínez: 75 puntos en la derrota en Vitoria, debut del estadounidense, y a partir de ahí siempre por encima de los ochenta: 80 ante iurbentia, 89 en Badalona, 83 ante Murcia, 98 en Valencia (registro sólo superado en esta campaña por los 99 anotados en la visita al Real Madrid, que se fueron a 116 tras prórroga), 89 ante Gran Canaria y 80 en Zaragoza; anotaciones todas ellas que valieron para sumar triunfos de vital importancia.

Así pues, el Cajasol ha hecho encajar a tales rivales 84,8 puntos de media, esto es, 11,1 más que en los primeros 21 encuentros. Ese registro, llevado al cómputo general tras 30 jornadas, sólo es superado por los 88,9 puntos que acredita el líder TAU Cerámica y los 85,3 del Real Madrid, estando esa media cajista parcial por encima de los 83,6 puntos del DKV Joventut, tercer conjunto en el capítulo anotador, o de los 83,2 del Alta Gestión Fuenlabrada, precisamente el equipo al que se medirán los de Pedro Martínez en la jornada venidera.

Gracias a ese impulso encestador desde que arribara a Sevilla Clay Tucker, el equipo sevillano se ha colocado en el undécimo lugar de la tabla, no sólo de la clasificatoria sino también de la que recoge las medias anotadoras, elevada ya a los 76,4 puntos.

Junto al de Lima, también otros integrantes de la plantilla hispalense han incrementado su producción en estos siete últimos encuentros: son los casos de Nik Caner-Medley (11,4 frente a los 10,7 previos), Xavi Rey (5,1 frente a 4,2) y, sobre todo, Andrés Miso (8,4 frente a 5,2).

La mejoría defensiva, con ser apreciable sobre la cancha, no resulta tan evidente en dígitos: si en los primeros 21 encuentros la media era de 81,9 puntos encajados, en los siete choques con Tucker se ha rebajado la sangría hasta los 80,4 (es decir, 1,5 menos por partido), una cifra aún elevada que mantiene a los sevillanos en el decimocuarto puesto general (81,9) en tan determinante faceta. Habrá que apretar más las piernas.

LESIÓN DE MILISAVLJEVIC

Branko Milisavljevic tendrá que permanecer varios días de baja a causa de un fuerte golpe en la pierna que se produjo ante el CAI Zaragoza. Pese a que pudo acabar el encuentro, en la tarde del domingo en el viaje de vuelta a Sevilla ya presentaba un intenso dolor en toda la pierna derecha, por lo que ayer se sometió a una ecografía en la Clínica Fremap.

La prueba, realizada bajo la supervisión del jefe de los servicios médicos del Cajasol, Manolo Zurera, puso de manifiesto que el base serbio sufre un gran hematoma en los músculos peroneos, en la zona cercana al gemelo, como consecuencia de un fuerte traumatismo. La ecografía reveló igualmente que padece una afectación de las fibras del músculo, por lo que el jugador no se incorporará hoy a los entrenamientos junto a sus compañeros y permanecerá de reposo sometiéndose a un tratamiento a cargo de Manuel Fernández y Rafael Carrasco, fisioterapeutas del club.

Manuel Zurera apuntó ayer que habrá que esperar a comprobar la evolución que experimenta Milisavljevic para saber cuándo puede volver a ejercitarse, aunque en principio la lesión complica la presencia del serbio en el encuentro del sábado ante el Alta Gestión Fuenlabrada.

Milisavljevic ha jugado a un gran nivel en los cuatro encuentros disputados desde que reapareciera tras su lesión en el muslo izquierdo, si bien su ausencia no se notó ante iurbentia y DKV.

  • 1