domingo, 18 noviembre 2018
05:10
, última actualización
Deportes

El Athletic, el aforo y el césped, aliados del Estadio de la Cartuja para la final de la Copa

La junta directiva de la Federación Española de Fútbol decidirá el próximo martes 6 de marzo la sede definitiva. La instalación sevillana pugna con el Vicente Calderón de Madrid, el preferido por el Barcelona. El Athletic, en cambio, apuesta por Sevilla y descarta Mestalla.

el 02 mar 2012 / 13:51 h.

El Estadio de la Cartuja conocerá el próximo martes si la Real Federación Española de Fútbol le concede por tercera vez una final de la Copa del Rey, que disputarán el FC Barcelona y Athletic de Bilbao. Las fechas que se manejan, el 20 y el 25 de mayo. El club vizcaíno se ha convertido en el gran aliado de la instalación sevillana, por cuanto en la reunión que hoy han celebrado en Madrid las tres partes, se ha decantado por jugar en la Cartuja, descartando la opción de Mestalla, el campo del Valencia CF donde perdió el Athletic la final ante el Barcelona en 2009 (4-1) y mostrando sus reticencias a jugar en Madrid en el Vicente Calderón.

Josu Urrutia, presidente del Athletic Club, apuesta por el Estadio de la Cartuja por dos motivos principales: primero por el mayor aforo. Según fuentes del estadio sevillano, a los 60.000 asientos fijos de los que dispone se le podrían añadir otros 4.000 con una grada efímera que se ubicaría en la terraza sur, como ya se instaló en otras ocasiones fundamentalmente para alguno de los grandes conciertos de grupos internacionales. De esta forma, alcanzaría los 64.000 espectadores, por los 54.000 del Calderón de Madrid y los 52.000 de Mestalla.
 
A cada equipo corresponderían el 40% de las entradas, por lo que en Sevilla, en la Cartuja, podrían ser 25.500, por las 20.000 que correspondieron a los finalistas (Real Madrid y Barcelona) el año pasado en Mestalla. De ese cupo, además, no salen todas a la venta, puesto que cada club se reserva un porcentaje para sus compromisos.El segundo punto importante que hace favorita a la Cartuja es el césped. Ha sido replantado hace dos semanas y estaría en unas condiciones mejores que en el Calderón, donde no podría celebrarse el partido el día 20, sólo el 25 de mayo. La razón, que el domingo 20 de mayo celebra un concierto, para el que no quedan entradas, el grupo británico Cold Play, con el gran impacto que ello supone sobre la hierba pese a que se cubre, para intentar preservarlo, en su totalidad. Aún así, contando con que el desmontaje de toda la infraestructura del concierto se termine en una sola jornada, recuperar el césped en cuatro días para que esté al nivel que exige una final de Copa se antoja difícil. Y el 24 debe estar listo para los entrenamientos de los equipos.
 
Además, el Athletic quiere evitar jugar en un estadio donde ya perdió una final recientemente ante el mismo rival, y que está bastante más cerca de Barcelona que de Bilbao. Por su parte, el FC Barcelona, representando en la reunión por el directivo Toni Freixa y el director general del club, Antoni Rossich, dejó claro que su prioridad es jugar en Madrid, aunque el aforo sea menor y el césped esté peor, como quedó expuesto en el encuentro.
 
En la Cartuja está fijado también un gran concierto, el de Bruce Sprigsteen el 13 de mayo, con lo cual, en el peor de los casos, habría una semana para recuperar el césped, o 12 días "lo ideal", según apuntan fuentes del estadio, en caso de fijarse la final para el día 25. En el caso de las fechas y las sedes juega también otro factor. El día 19 de mayo se juega la final de la Liga de Campeones, donde podría estar el FC Barcelona, mientras la Federación Española de Fútbol desearía que la final de Copa se dispute el 20 porque el 25 está previsto que comience la concentración de la selección española de cara a la Eurocopa de Ucrania y Polonia.
 
Si el Estadio de la Cartuja resulta elegido, sería la tercera vez que acoge una final de Copa, después de las de 1999 (ganó el Valencia 3-0 al Atlético de Madrid) y 2001 (ganó el Real Zaragoza al Celta de Vigo 3-1). En la ciudad de Sevilla sería la cuarta final de Copa, puesto que en 1925 se disputó también, además con el FC Barcelona como protagonista frente a un equipo vizcaíno, el Arenas Club de Getxo, en el Estadio de la Reina Victoria, campo del Sevilla FC (en terrenos de lo que hoy sería el Paseo de La Palmera). Venció por 3-1 el conjunto catalán.
 
Para Sevilla y el Estadio de la Cartuja podría ser un mes de mayo redondo en términos económicos, puesto que entre el concierto de Sprigsteen y la final de Copa vendrían a la ciudad alrededor de 100.000 personas.

  • 1