Deportes

El Atlético entra en la Liga Europa con la cabeza gacha

El Atlético de Madrid fue goleado por el Oporto (0-3) y se benefició del empate del Chelsea con el Apoel (2-2) para meterse en la Liga Europa.

el 08 dic 2009 / 21:56 h.

Agüero se retira lesionado del terreno de juego.

El pase para la Liga Europa, el  premio de consolación para un Atlético de Madrid incapaz de ganar en esta fase de grupos, minimizó el desastre del equipo español frente al Oporto, que sonrojó al conjunto madrileño con un triunfo tan cómodo como contundente (0-3).

El empate del Apoel, el equipo que amenazaba su tercera posición del grupo D, frente al Chelsea (2-2) alivió la triste despedida del Atlético de la máxima competición continental.

Y pudo ser peor, porque nadie habría imaginado antes del partido un panorama tan malo para el Atlético en el comienzo de la última jornada. No sólo porque en minuto y medio ya perdía 0-1 con el Oporto, en un cabezazo de Bruno Alves, sino porque el Apoel, a los seis, ganaba 0-1 al Chelsea en Londres. Y peor cuando antes del primer cuarto de hora, el bloque portugués ganaba 0-2.

El Atlético tardó un rato en entrar en el partido. Fue entonces cuando los rojiblancos, aliviados por la remontada del Chelsea al Apoel antes de la media hora (2-1), ofreció algún síntoma de reacción. Más allá de dar una alegría a su afición encajó el tercero y puso un triste final a su participación en la Champios.

 

0-ATLÉTICO DE MADRID: Asenjo; Valera (Antonio López, m. 46), Perea, Juanito, Domínguez; Maxi Rodríguez (Reyes, m. 68), Assuncao, Cléber Santana, Simao; Forlán y ‘Kun’ Agüero (Jurado, m. 47).


3-OPORTO: Helton; Fucile, Maicon (Sapunaru, m. 59), Bruno Alves, Álvaro Pereira; Valeri (Guarín, m. 62), Fernando, Raúl Meireles; Hulk, Falcao (Varela, m. 70) y Cristian Rodríguez.

Goles: 0-1, m. 2: Bruno Alves cabecea un saque de esquina. 0-2, m. 14: Falcao aprovecha un fallo de Asenjo en el despeje. 0-3, m. 76: Hulk, con un potente disparo.

Árbitro: Stephane Lannoy (Francia). Amarilla a los locales Simao y Kun Agüero; y al visitante Guarín.

Incidencias: unos 25.000 espectadores en el Calderón.
 

  • 1