Deportes

El Atlético espera un milagro en Moscú y Míchel pierde ante el Levante

El equipo de Simeone cae 0-2 ante el Rubin de Kazán y se complica la eliminatoria mientras el conjunto valenciano acaricia los octavos.

el 14 feb 2013 / 23:28 h.

Falcao intenta hacerse con la pelota.

El Atlético de Madrid ha roto su racha victoriosa en el Vicente Calderón al perder (0-2) ante el Rubin de Kazán en el primer episodio de los dieciseisavos de final de la Europa League, donde los de Simeone no fueron capaces de remontar el tanto de Karadeniz -frente a un equipo que jugó en inferioridad numérica desde el final de la primera mitad- y se encontraron con un segundo tanto surrealista cuando Asenjo subió a rematar el último córner.

El cuadro rojiblanco quería continuar con su condición de invicto en el Vicente Calderón y afrontar el complicado viaje a Rusia con la mayor renta posible. Para ello, el técnico Diego Pablo Simeone hizo debutar a Radamel Falcao en la competición continental y suplió la ausencia de Diego Costa, sancionado con cuatro partidos, dando entrenada al revolucionario Cebolla Rodríguez.

Pero enfrente tenían que superar a un Rubin Kazán que, como ya avisó su técnico en la previa, contaba con experiencia en partidos ante rivales grandes. El spanish Rubin, que salió con tres nacionales en el once titular, supuso un auténtico quebradero de cabeza para El Cholo, que vio cómo en el minuto seis ya les había encajado el primer tanto del partido. A pesar de que fue el Atlético quien protagonizó las primeras aproximaciones, la línea ofensiva del Rubin Kazán resultó letal en su primera ocasión clara. El venezolano Rondón sacó un disparo desde la frontal, Asenjo detuvo con dudas y el balón muerto en el área cayó en los pies de Karadeniz, que batió sin contemplaciones al meta rojiblanco.

Tras el mazazo inicial, el Atlético, que no estuvo bien en la presión, no fue capaz de reaccionar ante un conjunto que supo encerrarse para evitar las llegadas de los madrileños. En el 38, un error defensivo del Cata Díaz estuvo a punto de costar el segundo tanto de los rusos que, sin hacer demasiado y buscando el balón largo a Rondón, lograban poner en más de un aprieto a Asenjo.

Falcao, poco antes del descanso, desperdició una de las ocasiones más claras de los colchoneros al enviar un balón alto desde la frontal y Filipe, ya sobre la bocina, no acertó al rematar una jugada ensayada. Sin embargo, al Atlético, que se vio superado por el rival en todo momento, le daba alas la expulsión de Sharonov en el último instante, que vio la segunda amarilla por una entrada sobre Falcao.

Tras el paso por los vestuarios, el cuadro visitante continuó encerrado en su campo, sabiendo que el gol de ventaja anotado en los primeros minutos les daba muchas opciones de apear de la competición al vigente campeón. Desesperado por cómo se estaba desarrollando el encuentro, el Atlético lo intentaba por medio de jugadas a balón parado, pero los de Simeone seguían sin ver portería. El técnico argentino intentó la solución dando entrada a Koke por Mario Suárez, a Raúl García por Cata y a Saúl por Filipe Luis. Sin embargo, el equipo no dio señales de querer empatar el partido hasta veinte minutos antes de la conclusión, cuando un disparo lejano de Arda que repelió el portero visitante con bastantes problemas animó a los locales.

Tras esta oportunidad, llegó una gran volea del Cebolla desde la frontal que a punto estuvo de arreglar la papeleta. Poco después, el Tigre despertó al Calderón al enganchar un balón y sacar un disparo seco a la media vuelta que estampó en larguero. Adrián, a siete minutos del final, no acertó con un remate de cabeza y, poco después, Christian Rodríguez remató fuera en una de las ocasiones más claras.

En el último suspiro, la desgracia del Atlético se hizo mayor cuando Asenjo abandonó la portería para subir a rematar el último córner. Orbaiz enganchó una contra que acabó con el segundo gol de la noche y la primera derrota del Atlético esta temporada en su feudo.

MÍCHEL DEBUTA EN LA EUROPA LEAGUE CON DERROTA 

El Levante ha dejado prácticamente sentenciado su pase a los octavos de final de la Europa League tras el triunfo ante Olimpiacos (3-0), gracias a los goles de Pedro Ríos, Barkero y Martins, que redondeó la noche en el Ciudad de Valencia y se desquitó del penalti fallado en la primera mitad.

El equipo granota enseñó las garras y dio la bienvenida a Míchel, que se estrenaba en el banquillo del Pireo. El técnico madrileño, recién despedido del Sevilla, ha hincado la rodilla a las primeras de cambio. Su principal cometido: el Viejo Continente, ya le ha supuesto el primer revés.

Los helenos comenzaron con una propuesta muy ofensiva, sin embargo, el equipo de Juan Ignacio Martínez no cedió terreno. Avisó ya desde el primer momento con una peligrosa llegada de Pedro Ríos tras un saque de banda. Pero en el minuto 10, tras lograr zafarse de Holebas y Contreras, el ex del Getafe logró rematar con la izquierda para firmar el primero.

El cuadro de Míchel, que tiene en su mano la SuperLiga griega, continuó dominando y llevando la iniciativa, pero no consiguió crear ocasiones que inquietaran la meta defendida por Keylor Navas. De ahí, que el Levante optase por la contra para hacer daño a la 'débil' defensa del Olympiacos.

Y así pasó. Una entrada de Abdoun a Pedro López provocó la expulsión del jugador visitante y la oportunidad para los valencianos de aumentar las distancias con el equipo griego. Sin embargo, el lanzamiento de Martins se perdió por la derecha de la portería de Meyguiris.

El error no desmotivó al Levante, que se puso nuevamente de pie gracias a otro penalti. Una falta de Holebas -algo rigurosa- provocó una nuevo lanzamiento desde los 11 metros para que los de JIM encarrilasen el duelo. En esta ocasión fue Barkero quien asumió la responsabilidad y colocó el 2-1 en el marcador.

Ya en la segunda parte, el Levante -más dueño del partido- dispuso de una clara jugada en botas de Rubén y Pedro Ríos, pero el disparo salió desviado. Sin embargo, antes de que a los helenos les diese tiempo a reaccionar, Martins, que no había podido anotar en el primer penalti, sentenció en encuentro desde dentro del área.

El Olympiacos, pese a todo, no desistió en busca del gol que les permitiese recobrar las esperanzas en la eliminatoria. Pero sus esfuerzos fueron inútiles. Los granotas, que siguen alargando su dulce momento, tienen pie y medio en los octavos de final de la Europa League.

 

  • 1