Deportes

El Atlético regresa a la Champions y cuatro equipos se jugarán el descenso

El Atlético, gracias a un gol del uruguayo Diego Forlán que le dio la victoria ante el Deportivo, se aseguró su regreso a la próxima Copa de Europa, doce años después de su última presencia.

el 15 sep 2009 / 04:39 h.

El Atlético, gracias a un gol del uruguayo Diego Forlán que le dio la victoria ante el Deportivo, se aseguró su regreso a la próxima Copa de Europa, doce años después de su última presencia, en una penúltima jornada de Liga, tras la que cuatro equipos (Zaragoza, Osasuna, Recreativo y Valladolid) aún sufren por la posibilidad de descender.

Con el juego del "Kun" Agüero y el oportunismo de Forlán, el Atlético logró el triunfo que necesitaba para darle a su afición la alegría que esperaba desde hace más de un decenio. Y no sin sufrimiento hasta el final, porque el Deportivo envió un balón al poste.

La victoria del Atlético, que empatado a puntos con el Barceloan puede incluso luchar por la tercera plaza, dejó sin efecto el meritorio triunfo del Sevilla en el "clásico" andaluz contra el Betis (0-2) y acabó con cualquier esperanza del Racing de Santander, que empató sin goles en Bilbao y aún tendrá que buscar un puesto en la UEFA frente al acoso del Real Mallorca.

El primero en lograr la tranquilidad fue el Valencia, que después vivir de la temporada más convulsa de su historia, encarriló el triunfo que necesitaba para asegurarse matemáticamente la permanencia.

Lo hizo (1-5) en un derbi descafeinado, ante un Levante ya descendido y más pendiente de buscar una salida económica. tres goles de David Villa, otro de Juan Mata y otro de Miguel Ángel Angulo, uno de los "marginados" por Ronald Koeman, dieron un cómodo triunfo al equipo que ahora dirige Salvador González "Voro".

Osasuna marcó en el primer minuto contra el Murcia, por medio del caboverdiano Dady, confirmó la victoria con otro de Juanfran al comienzo del segundo tiempo y desde entonces estuvo más pendiente de otros campos.

Como en Almería, adonde acudió el Recreativo con el agua al cuello. Pero el "decano" mostró personalidad ante uno de los equipos revelación de la temporada y llegó al descanso con dos goles de ventaja (Jesús Vázquez y el francés Sinama Pongolle) que le mantienen con vida hasta la última jornada.

Mayor angustia se vivió aún en Valladolid, que un par de días antes sufrió con el descenso del equipo de baloncesto de la ciudad y vio pasar minutos del encuentro ante el Getafe sin que su equipo lograse el tanto de la salvación.

Pero si en Zorrilla hubo angustia, el drama estuvo en La Romareda, donde el Zaragoza no encontró las facilidades que esperaba del Real Madrid, un campeón que se presentó en la capital aragonesa sin muchos de los protagonistas del título, como Iker Casillas y Raúl González.

Un gol del brasileño Ricardo Oliveira (m.19) parecía confirmar esa teoría, pero la respuesta madridista por medio del holandés Ruud van Nistelrooy (m.29) y del brasileño Robinho (m.76) pusieron al Zaragoza al borde del desastre, hasta que lo rescató un defensa, Sergio Fernández, con un gol que le da un punto, con el que aún luchar en la última jornada, contra el Mallorca, por evitar el descenso.

La jornada dejó más detalles. Como que el Barcelona ya no puede ni cuando quiere agradar. Pese a lograr dos goles de ventaja, acabó perdiendo ante el Mallorca (2-3), donde Daniel Güiza marcó su vigésimo sexto gol.

En el Camp Nou hubo plebiscito y la afición lo tuvo claro; salvó al técnico Frank Rijkaard, que ya sabe que no continuará el próximo curso, y la tomó con la mayoría de los jugadores y, sobre todo, con el presidente, Joan Laporta. "Barça sí, Laporta no", gritó la grada.

El Villarreal, por último, celebró el segundo puesto ante su afición con un cómodo triunfo por 2-0 sobre el Espanyol. La rúbrica al buen trabajo del chileno Manuel Pellegrini.

  • 1