Deportes

El Atlético, un clásico de la primavera bética

La primavera altera la sangre, sobre todo la de los aficionados del Betis y el Atlético de Madrid, condenados a enfrentarse entre sí y compartir sus respectivos sufrimientos en esta época del año. Así vuelve a ocurrir por séptima temporada consecutiva. Y la suerte suele vestir de verdiblanco...

el 16 sep 2009 / 02:08 h.

La primavera altera la sangre, sobre todo la de los aficionados del Betis y el Atlético de Madrid, condenados a enfrentarse entre sí y compartir sus respectivos sufrimientos en esta época del año. Así vuelve a ocurrir por séptima temporada consecutiva. Y la suerte suele vestir de verdiblanco...

Con el de mañana serán ya 88 los duelos ligueros que el Betis y el Atlético de Madrid habrán dirimido en Primera División. Se trata de un clásico del fútbol español que nació el día de Reyes de 1935 (4-2 para el equipo capitalino, una de las pocas derrotas del Betis campeón de Liga). Y hablando de clásico, también se ha convertido en un hecho reiterativo temporada tras temporada que ambos se enfrenten cuando Sevilla está en la efervescencia de sus fiestas de primavera. Hace tiempo se argumentaba sin razón científica que esta época era perniciosa para los conjuntos de la ciudad, pero en el caso del Betis y de estos choques con el Atlético podría decirse lo contrario.

Aunque sea una casualidad, es la séptima campaña consecutiva en que Betis y Atlético se ven las caras en plena primavera y la segunda que coinciden en plena Feria. El último antecedente fue en la 2006-07 y la verdad es que el paralelismo es exagerado. Era sábado de Feria (28 de abril) y el equipo de Luis Fernández, decimoquinto, logró un punto en el Calderón (0-0) ante un rival que iba sexto. Ahora, el Betis marcha decimocuarto y su rival, sexto otra vez. Y lo que son las cosas, el conjunto heliopolitano venía de visitar al Espanyol (2-2 en aquella ocasión), como ahora.

Los otros cinco precedentes de esta serie de casualidades consecutivas también tienen un signo positivo para el Betis, todos excepto uno: el 20 de marzo de 2004, justo el día que empezó la primavera, los de Lorenzo Serra Ferrer cayeron por 2-1 en el Manzanares. Los demás resultados son un 2-2 en Sevilla en la 2002-03 (20 de abril, Domingo de Resurrección), un 1-2 en el Calderón en la 2004-05 (15 de mayo, en plena escalada del Betis hacia la zona Champions), un 1-1 de nuevo como visitante en la 2005-06 (13 de mayo, última jornada y nada en juego) y el 1-3 del año pasado (19 de abril, una semana después de la Feria) que casi certificó la permanencia del Betis en Primera.

Como puede advertirse, todos estos encuentros menos el primero fueron en Madrid. El círculo se cierra mañana en La Palmera. Entonces se verá como le sientan al Betis la Feria y la primavera.

  • 1