Local

«El atrio de la Macarena es el mejor sitio para Juan Pablo II»

Los promotores del monumento al Papa, encantados con el ofrecimiento macareno 

el 26 oct 2010 / 20:15 h.

TAGS:

Ortiz, antiguo vicario, y Miñarro posan junto al retrato.

Los promotores del monumento a Juan Pablo IIen Sevilla lo tienen claro: si las administraciones no ofrecen con urgencia una respuesta a su petición de emplazar la estatua de bronce en el lugar para el que fue concebida, a la sombra del magnolio de la Catedral, justo en la esquina de la Avenida de la Constitución con la calle Fray Ceferino, el monumento al Papa polaco se terminará levantando en "el mejor sitio posible", el atrio de la Basílica de la Macarena, aceptando así el ofrecimiento "espontáneo" del hermano mayor de la cofradía de la Madrugá, Manuel García, ante los inconvenientes de la Administración.

Uno de los portavoces de la plataforma promotora del monumento, José María González-Alorda, agradeció ayer efusivamente el "regalo" de la hermandad de la Macarena al ofrecer el atrio de la Basílica como posible emplazamiento del monumento a Juan Pablo II. "Es un gesto que le honra y que dice mucho del cariño humano e institucional de la hermandad, ya que frente a la frialdad de la que ha hecho gala la Administración en este caso, la corporación de la Macarena hace realidad la bienaventuranza bíblica de dar posada al peregrino, y nunca mejor dicho en este caso".

Lo cierto es que, casi desde su concepción, la estatua en homenaje al Papa Juan Pablo II en Sevilla se ha convertido en un monumento incómodo para las administraciones. Ni la Gerencia de Urbanismo ni la Delegación Provincial de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía en Sevilla han respondido aún "ni con un sí ni con un no" a la petición de los promotores de emplazar la estatua, una vez terminada, junto a la Catedral de Sevilla. "Nadie quiere saber nada de este proyecto", se lamenta Francisco Javier Valderrama, otro integrante de la plataforma.

"El deseo de los promotores, del cardenal y ahora del arzobispo sigue siendo el de erigir este homenaje de la ciudad a Juan Pablo II junto a la Catedral de Sevilla, pero si las administraciones implicadas no dan una respuesta, no podemos permitir que el monumento esté terminado y sin emplazamiento para su ubicación", afirma Valderrama. De ahí que el ofrecimiento "espontáneo" y "salido del corazón" del hermano mayor de la Macarena les haya llenado de gozo."Si no tenemos sitio, el atrio de la Basílica de la Macarena es sin duda la mejor de las opciones. Un sitio muy digno, tan digno como la Catedral de Sevilla y bajo el cobijo de la Madre de Dios, la Esperanza Macarena", apunta Valderrama.


Exposición. La reproducción en bronce de Juan Pablo II está prácticamente finalizada, a falta de su fundición, "que será cuestión de semanas nada más".


Una vez concluido el proyecto, cuyo autor material es el imaginero Juan Manuel Miñarro, la estatua del Papa polaco será expuesta de forma pública en la sede central de Cajasol, en la plaza de San Francisco, "de cara a que la ciudadanía pueda conocerlo".


Según expone Francisco Javier Valderrama, esta exposición será el espaldarazo definitivo para terminar de recaudar los fondos necesarios para financiar este proyecto, valorado en 90.000 euros. Los promotores han conseguido ya recaudar la mayor parte del dinero necesario -unos 72.000 euros- para que el proyecto consiga ser una realidad después de que el 23 de diciembre de 2008 se iniciara una cuestación popular para ello a través de todas las sucursales de Cajasol adscritas a la Archidiócesis de Sevilla. El proyecto ha contado con el apoyo económico e institucional de Cajasol, el Arzobispado de Sevilla, el Cabildo Catedral, la Real Maestranza de Caballería, la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), el Consejo de Cofradías y los dos equipos de fútbol de la ciudad, amén de recibirse un sinfín de "donativos anónimos de 50 céntimos".

  • 1