Cultura

El auge de la música antigua en Sevilla se hace sentir en Holanda

El empuje de los grupos dedicados a la música antigua en Sevilla es más evidente que nunca. El Festival Oude Muziek de Utrecht (Holanda), uno de los más importantes de Europa, ha fichado a tres de ellos.

el 15 sep 2009 / 10:49 h.

El empuje de los grupos dedicados a la música antigua en Sevilla es más evidente que nunca. El Festival Oude Muziek de Utrecht (Holanda), uno de los más importantes de Europa, ha fichado a tres de ellos -More Hispano, Ishbilya Consort y Folengo- para que actúen en un certamen que se inicia mañana.

De manera lenta pero inexorable la eclosión de la música antigua en Sevilla comienza a ser un fenómeno que trasciende nuestras fronteras. Es el caso del inminente Festival de Música Antigua de Utrecht (Holanda), quizás la cita más importante para el género en toda Europa. El comité organizador del certamen ha escogido a tres grupos sevillanos para que figuren en un cartel en el que se codearán con formaciones de primera línea como Hesperion XX, Doulce Memoire y el Octeto Ibérico.

Además, el certamen ha decidido volcarse este año -durante sus diez días de duración- en la música del Renacimiento español, lo que supone que en los atriles de los grupos participantes habrá una nutrida muestra de música sevillana, con compositores como Francisco Guerrero, Tomás Luis de Victoria y Alonso de Mudarra.

El grupo More Hispano, que lidera el flautista Vicente Parrilla, inaugurará la nómina de invitados hispalenses en el encuentro. A juicio del intérprete "la música antigua en Sevilla es uno de los fenómenos más pujantes", como lo prueba "no sólo el amplio número de grupos sino también el auge del Festival de Música Antigua o el numeroso público que sigue cada concierto". Parrilla, formado precisamente en Holanda, presentará en Utrecht el programa titulado Secretos muy eçelentes en el que se incluye la práctica de la improvisación histórica que tanto caracteriza al grupo.

De distinto sesgo es el recital que el día 5 tiene previsto ofrecer el Ishbilya Consort, grupo liderado por el violagambista Fahmi Alqhai que acude acompañado por la soprano Mariví Blasco. Obras de Fuenllana y Cristóbal de Molares recorrerán un concierto para cuerdas que contrastará con la sobriedad del que, unos días antes, el 2, habrá interpretado el conjunto navarro La Trulla de Bozes, con un ramillete de partituras de compositores netamente sevillanos y andaluces.

Hasta Holanda también se desplazará la joven formación Folengo, integrada por músicos cuya huella también puede seguirse en los ya citados, un hecho, según Parrilla, "absolutamente normal dentro del campo de la música antigua, en el que las formaciones son muy volubles y cada repertorio implica sumar unos intérpretes y restar otros".

Que en una de las principales ciudades holandesas, Utrecht, se escuche música española (en su mayor parte escrita en el Sur) durante casi dos semanas es también mérito de una productora local como Ensambles. La empresa que dirige Horacio Soler, dedicada exclusivamente a la promoción de la música antigua, está ayudando a crear en la ciudad "la estructura básica que necesitan los grupos para cubrir sus necesidades comerciales y garantizar la excelencia en cuanto a sus resultados artísticos".

El intenso calado en la ciudad del Festival de Música Antigua, el pertinaz ciclo de Jóvenes Intérpretes de Cajasol y la actividad de la Orquesta Barroca de Sevilla son las pruebas más evidentes del auge que el género ha experimentado en la ciudad en la última década. La semilla de este fenómeno hay que encontrarla en el Conservatorio Superior Manuel Castillo, cuya principal baza es la enseñanza de instrumentos históricos.

  • 1