Local

El auto de los Reyes Magos

Casi al mismo tiempo que el periodista John Reed cerraba las páginas de su libro México Insurgente con una representación de teatro popular el Día de Reyes, diciendo que sólo en las tierras mexicanas existían esas piezas, José María Izquierdo preparaba en Sevilla su cabalgata.

el 14 sep 2009 / 22:16 h.

Casi al mismo tiempo que el periodista John Reed cerraba las páginas de su libro México Insurgente con una representación de teatro popular el Día de Reyes, diciendo que sólo en las tierras mexicanas existían esas piezas, José María Izquierdo preparaba en Sevilla su cabalgata. En realidad no se trataba de un invento sino de la democratización de los desfiles que habían llenado los siglos, cada año en el Corpus, cada vez que llegaba o se coronaba un monarca o cuando los Duques de Alba representaban en su corte el Auto que rememoraba el pasaje de los evangelios apócrifos. Cambiar el signo nobiliario por el popular (saliendo de la Maestranza) y ofrecer regalos a los niños del hospicio de San Luis fue la gran idea de un hombre querido por todos, como refleja en sus memorias el Balbontín comunista.

Después de 90 años, el mundo ha dado muchas vueltas y la cabalgata sevillana se ha convertido en el gran evento del invierno y en otra más de las expresiones que esta ciudad exportó. La idea del Ateneo de diversificar el recorrido y llevar el cortejo hasta Santa Justa y Ciudad Jardín en años venideros es una gran idea. Si alguien se acordara de los cortejos de los siglos de la Sevilla de Oro y comenzara a eliminar tanta Disney Factory para dar paso a otra estética podríamos tener lo que quizás pensara Jacinto Ilusión: un Auto de los Reyes Magos con Sevilla de escenario.

Antonio Zoido es escritor e historiador

  • 1