Local

El autobús ateo circulará después de Semana Santa tras un acuerdo del Gobierno local

PSOE e IU van a dar luz verde a la campaña quue la Unión de Ateos y Librepensadores quiere instalar en los vehículos de Tussam negando que Dios exista. Los anuncios fueron vetados en febrero porque no cumplían con la normativa publicitaria marcada por la concesionaria que gestiona los anuncios en la empresa municipal

el 16 sep 2009 / 01:09 h.

TAGS:

Una decisión política ha desbloqueado la publicidad del bus ateo en Sevilla. Los socios del Gobierno municipal han decidido permitir que los vehículos de Tussam luzcan los anuncios que niegan la existencia de Dios. Eso sí, será justo pasada la Semana Santa, con lo que se evita no poca polémica. Los promotores de la campaña aplauden el "tardío" paso atrás del Consistorio.

La Unión de Ateos y Librepensadores (UAL) presentó sus anuncios al Ayuntamiento de Sevilla el pasado enero. En febrero, tras semanas de silencio municipal, el gerente de Tussam, Carlos Arizaga, desveló que la campaña, presidida por el lema Probablemente Dios no existe. Deja de preocuparte y disfruta de la vida, no se instalaría en la flota de la empresa municipal de transportes, ya que contravenía las normas fijadas por Clear Channel, la empresa concesionaria de la publicidad de los autobuses. El pliego de condiciones del contrato entre Tussam y la empresa sólo permite publicidad con fines comerciales y mercantiles -a excepción de las bebidas alcohólicas y el tabaco- y la publicidad institucional del propio Consistorio. Ahí se cerró el debate.

Los ateos comenzaron entonces a buscar un soporte alternativo para difundir su mensaje, tal y como han hecho en Zaragoza, ciudad en la que el Consistorio (PSOE) también vetó el bus ateo y donde han pagado, gracias a donaciones particulares, una carpa publicitaria de casi 10.000 euros de coste. Sin embargo, como explica Albert Riba, presidente de UAL, en este tiempo han encontrado un "apoyo entusiasta" en diversos colectivos de Sevilla, que les han "allanado el camino" y han mantenido diversas reuniones con el Ayuntamiento, hasta el punto de convencer al equipo formado por PSOE e IU de la idoneidad y corrección de la campaña. Según confirman fuentes municipales, "se ha tomado una decisión de Gobierno y se ha accedido a que la campaña se exhiba en Sevilla. Los socios así lo han acordado y se hará después de la Semana Santa". La decisión final, insiste Ribas, "no será de Clear Channel, sino que se ha puesto en la mesa del alcalde [Alfredo Sánchez Monteseirín] y éste ha actuado con sentido común". "Nuestra campaña no es ofensiva ni apocalíptica, como han demostrado, con amplitud de miras y talante libre, los ayuntamientos de Madrid, Málaga, Barcelona y La Coruña. Estamos dentro de la Constitución. Lo contrario es limitar la libertad de expresión", insiste.

Desde el Gobierno local, por el momento, no se ha explicado el porqué de la decisión de tomar las riendas sobre este caso y actuar independientemente de la concesionaria. De hecho, ahora habrá que ver qué pasos da Clear Channel, si acepta la campaña o si plantea algún tipo de inconveniente.

El presidente de la UAL cree que un "Gobierno de izquierdas como el de Sevilla" nunca se opuso "realmente" a su campaña, pero sí pecó de "pánico escénico", pensando que podría estar circulando por la ciudad durante las fiestas. "Autobuses y macarenas era una mezcla peligrosa, entiendo, pero eso ahora es sólo una anécdota. A nosotros nos han retrasado el calendario previsto pero lo importante es que estaremos también en Sevilla. Nada va a estallar, porque no somos peligrosos", concluye.

  • 1