Local

El autobús que va a Sevilla se incendia sin víctimas

Los cerca de 30 pasajeros que el martes viajaban de Écija a Sevilla en el autobús de la empresa Linesur que sale a las 6.00 horas vivieron el incendio del vehículo, que quedó completamente calcinado.

el 15 sep 2009 / 07:36 h.

TAGS:

Primero oyeron un pitido, luego vieron "un humo muy denso" y a continuación las llamas. Los cerca de 30 pasajeros que el martes viajaban de Écija a Sevilla en el autobús de la empresa Linesur que sale a las 6.00 horas vivieron el incendio del vehículo, que quedó completamente calcinado, aunque no hubo heridos.

El suceso tuvo lugar poco antes de las 7.00 horas a la altura de Fuentes de Andalucía. Este autobús es el primero que cubre el trayecto entre la ciudad de la torres y la capital hispalense y tiene parada en los pueblos vecinos de Cañada Rosal, La Luisiana y Fuentes de Andalucía. Precisamente cuando el vehículo salía de esta última población, cerca de un área de servicio, empezó a arder sin que ayer hubieran trascendido todavía las causas.

"Todo fue rapidísimo, ocurrió en décimas de segundo", relató Ana Lourdes Vaquero, una de las pasajeras del autobús y que trabaja en un hospital de Sevilla. Ella se había sentado, "como siempre", en uno de los primeros asientos del autobús y desde allí vio el humo, primero, y luego el fuego.

Según su versión, las llamas se originaron en la parte trasera del autobús, donde se encuentra el motor y de donde partía la humareda que provocó la alarma. "El conductor paró lo antes que pudo y nos hizo salir", narró la testigo, que fue recogida, con el resto del pasaje, media hora más tarde por el autobús de la misma empresa que había salido de Écija a las 7.00.

Precisamente al volver a pasar en el nuevo autobús por el lugar en el que quedó el incendiado, los viajeros pudieron comprobar que había quedado totalmente calcinado. "No quedaba de él ni la matrícula", expuso de forma gráfica esta pasajera. El incendio del vehículo fue apagado por los bomberos de Fuentes de Andalucía.

La vecina contó que el incendio de ayer no es el primer incidente que ocurre en la línea, aunque quizá sí el más grave. "Yo, al menos, siempre he tenido algún problema y recuerdo una tarde de la semana pasada, con 43 grados, en la viajamos sin aire acondicionado, y otro día sucedió que una puerta se abría y la tenían sujeta con alambre", dijo.

  • 1