lunes, 18 marzo 2019
22:14
, última actualización
Economía

El automóvil avisa de que las ayudas se agotarán en junio

El sector confía en que Industria despeje hoy el futuro del Plan 2000E

el 27 dic 2009 / 20:22 h.

El año no terminará para la industria automovilística como comenzó. A falta de conocer los datos de diciembre, en noviembre las ventas crecieron por encima del 37% respecto al mes anterior, lo que no es óbice para que aún se mantenga un déficit del 20% respecto al año anterior, fruto de la acusada caída de las matriculaciones en los primeros meses de 2009. Y ese cambio de tendencia ha llegado de la mano del Plan 2000E.

Será hoy cuando el ministro de Industria, Miguel Sebastián, explique los pormenores del citado plan de subvenciones a la compra de automóviles nuevos para 2010, cuya dotación fue incluida y aprobada con los Presupuestos Generales del Estado la semana pasada.

Además de presentar el nuevo plan, el titular de Industria hará el balance de sus efectos en el año que ahora expira, tras su puesta en marcha en el mes de mayo con un presupuesto de 100 millones de euros.

El éxito del plan, agotado antes de final de año, con una cobertura para aproximadamente 200.000 operaciones, llevó al ministro Sebastián en la primera semana de noviembre a ampliar las subvenciones con una dotación extra de 40 millones, para dar cobertura a otras 80.000 operaciones.

Así pues, el ministro dará a conocer cuáles serán las condiciones y la distribución de los cien millones de euros que dotarán las ayudas a la compra de vehículos nuevos de bajas emisiones a cambio de la retirada de viejos automóviles de una edad mínima de diez años, según los requisitos iniciales.

El sector automovilístico, según distintas fuentes consultadas por Efe, espera del ministro que despeje las dudas sobre la continuidad del Plan 2000E más allá de los 100 millones presupuestados para la edición 2010, ya que, de continuar el ritmo de matriculaciones de 2009, la nueva dotación se agotaría justo antes de la entrada en vigor de la subida de dos puntos del IVA prevista para julio.

Este momento se considera muy delicado por la industria, porque de no mantenerse el estímulo de las ayudas, el mercado podría registrar un derrumbe tras un esperado acelerón de las ventas propiciado por el anuncio anticipado del alza del IVA.

También espera el sector una mayor agilización de los trámites de concesión de las subvenciones, con el fin de que los concesionarios no vuelvan a padecer los retrasos ocurridos, sobre todo, en la primera fase de la puesta en funcionamiento.

Salvo modificaciones no desveladas hasta ahora, el plan aprobado para 2010 repite las condiciones del iniciado este año, con una subvención de 1.000 euros a cargo del Estado, otros 500 atribuidos a las comunidades autónomas, salvo las que tienen en marcha planes específicos -como la de Madrid con ayudas a la fiscalidad-, y otros 500 euros soportados por las automovilísticas.

Las condiciones del Plan 2009 para recibir las ayudas son los vehículos de turismo o de transportes de hasta 3,5 toneladas nuevos o de segunda mano siempre que, para este supuesto, no superen una antigüedad de cinco años.

Para obtener las ayudas, a las que pudieron acogerse particulares, autónomos y pequeñas y medianas empresas, se impuso un límite al precio de los vehículos de nueva adquisición de 30.000 euros, antes de aplicar la subvención. Los beneficiarios tuvieron que dar de baja definitiva un vehículo de una antigüedad mínima de 10 años o un kilometraje mínimo de 250.000 kilómetros si adquirieron un vehículo nuevo, o de una edad de 12 años si la compra fue de uno usado. En el caso de los turismos, las emisiones han estado limitadas a los 120 gramos de CO2 por kilómetro o a 149 gramos si el coche incorpora control de estabilidad, detectores para los cinturones en las plazas delanteras y catalizador de tres vías, en el caso de los de gasolina, o válvula EGR en el de los diésel.

El Plan 2000E es la cuarta generación de medidas de este tipo puestas en marcha para incentivar el mercado del automóvil, desde que en 1994 fuera aprobado el Plan Renove, al que le sucedió el Prever de 2004.

En 2007 fue aprobado el VIVE, destinado al desarrollo y la compra de los vehículos más ecológicos del mercado, especialmente híbridos y eléctricos, que será reeditado en 2010 con una dotación de 500 millones.

Balanza comercial positiva

La balanza comercial de la industria automovilística española cerrará 2009 con el primer superávit de los últimos seis años, consecuencia de la ralentización de la caída de las exportaciones de coches y del fuerte retroceso de las importaciones de componentes.

En 2008 se redujo considerablemente el déficit comercial del automóvil, al bajar un 82,1%, hasta 706,6 millones, por la abrupta caída de las importaciones ante el desplome de las matriculaciones.

Entre 2000 y 2003, registró saldos positivos, tendencia que se rompió en 2004, hasta alcanzar un déficit récord en 2007 (más de 8.000 millones). El superávit es de 1.171,2 millones hasta octubre.

  • 1