Local

El Ayuntamiento abre la puerta al hermanamiento con las otras ‘Sevillas’

El portavoz del gobierno local, Curro Pérez, invita a laa localidad colombiana a presentar una propuesta oficial. Antonio Muñoz (PSOE) destaca las «grandes posibilidades» de la idea. José Manuel García, de IU, espera que se haga realidad.

el 16 oct 2014 / 11:00 h.

TAGS:

16284333 Plaza principal de Sevilla, en el Valle del Cauca, Colombia. Todos los grupos políticos del Ayuntamiento ven con buenos ojos la apertura de un proceso de hermanamiento con la ciudad de Sevilla, en el Valle del Cauca (Colombia), como paso previo para una posible red de ciudades Sevilla extendida por los cinco continentes, que es por donde se reparten los 33 enclaves que comparten nombre con la metrópoli hispalense: desde Norteamérica hasta Australia, desde Filipinas hasta Sudáfrica. La propuesta, lanzada en días pasados por dicho municipio colombiano a través de El Correo de Andalucía, recibía ayer tarde la bienvenida de Curro Pérez, portavoz del gobierno local, quien comentaba que «la iniciativa de la colombiana ciudad de Sevilla nos parece a priori interesante, porque todo lo que signifique repercusión para la ciudad y potenciar la marca Sevilla es bueno. Por ello, le pediría a su alcalde que se pusiera en contacto con nosotros por los cauces oficiales para de ese modo poder conocer su propuesta en profundidad y abordarla en toda su dimensión como se merece». «Para la ciudad de Sevilla y para este gobierno», proseguía Pérez, «supone un orgullo ser un referente y un espejo en el que mirarse para otras ciudades del mundo, y más aún para una que lleva nuestro nombre. Todo el mundo sabe que Sevilla y los sevillanos tienen como seña de identidad la hospitalidad y son especialmente acogedores con sus visitantes, y más aún si en ellos confluyen como en este caso estrechos lazos de hermandad». Desde las filas socialistas, el portavoz Antonio Muñoz reaccionaba a la idea con entusiasmo y también con algo de sorpresa, al conocer la cantidad de lugares de todo el mundo que comparten esta misma denominación. Un fenómeno poco común, según dijo. Lo cual «invita a explorar las muchas posibilidades que se abren sobre distintas vertientes», empezando por la turística. «Aunque esas ciudades sean más pequeñas y tengan menos población que la nuestra, en turismo hay que estar continuamente explorando nuevos mercados, y se puede poner una pica en Flandes en muchos de estos lugares que ahora mismo suponen para nuestra ciudad una aportación residual en materia de visitantes». En el terreno cultural, Muñoz propone «una gran exposición como pistoletazo de salida para constituir una red mundial o un ente» que aúne a las distintas Sevillas en un interés común. «No se trataría de crear ningún chiringuito nuevo, sino algo útil para poder desarrollar un programa conjunto». Coincidía ayer con Curro Pérez en la proyección internacional que puede dar a Sevilla, lo cual «no deja de ser una oportunidad que hay que liderar desde aquí». «Todo lo que sea estrechar lazos profundiza en los niveles de tolerancia y de paz», explicaba el portavoz del PSOE, poniendo como ejemplo, aunque en otro plano, lo que sucede con Coria del Río y su relación con Japón, en virtud de la herencia de un apellido. Y todo esto tiene, además, el aliciente del beneficio común «desde la dimensión económica y comercial». En conclusión, que es algo que se debe hacer. «Solo le veo repercusiones positivas y ninguna negativa». Con semejante ardor se expresaba anoche el portavoz municipal de IU, José Manuel García. «Estoy completamente de acuerdo con la idea que plantea la Sevilla colombiana y apoyo tanto esa propuesta como la defensa que está haciendo de ella El Correo de Andalucía», dijo. «Nosotros siempre hemos defendido los hermanamientos como vehículo de unión de las personas y los pueblos, y además es un honor que haya 33 lugares que tengan nuestro mismo nombre. El acercamiento sería algo muy positivo», comentó García. «Nuestro grupo apoyaría una propuesta en este sentido», afirmó el concejal, quien destacó que el acercamiento entre todos estos pueblos debe tener como principal elemento de unión la faceta humana. «Ojalá no se quede en una mera propuesta, sino que se concrete en un hermanamiento oficial»

  • 1