El Ayuntamiento ahorra un millón al quitar servicios que no le competen

El interventor municipal emite un informe negativo para nuevos contratos de monitores y conserjes.

el 26 sep 2012 / 19:34 h.


  • A Espartinas, un municipio en el que el Ayuntamiento siempre se ha vanagloriado de prestar servicios extraordinarios que no le correspondían, le ha llegado la crisis de lleno. Tras el ERE que aprobó el Consistorio en julio, en el que un tercio de la plantilla, 72 trabajadores, fueron despedidos, el interventor municipal ha emitido informes negativos para que el Ayuntamiento, como venía haciendo, contratase a los conserjes de los cuatro colegios públicos de la localidad aljarafeña.

    Pero, según fuentes municipales, legalmente no se puede hacer nada y este parón en las contrataciones de servicios que no son de competencia municipal repercutirá de forma muy positiva en las arcas municipales, puesto que, según indicaron estas mismas fuentes, el Ayuntamiento logrará un ahorro de un millón de euros.

    Y es que en los colegios de Espartinas no se han eliminado sólo a los ordenanzas, también se ha suprimido la gratuidad del transporte escolar que sufragaba el Consistorio, los monitores de actividades extraescolares y la reparación e instalación de aires acondicionados y calefacción, entre otras cuestiones. Es decir, desde este nuevo curso, el Gobierno local (PP) se limita a realizar los servicios que son exclusivamente de competencia municipal como es el mantenimiento de los centros y la limpieza de los mismos, señalaron las fuentes.

    A pesar de este tijeretazo en los servicios extra relacionados con la educación, el Ayuntamiento de Espartinas aclaró que este año ha tenido que ceder locales municipales para estudiar Bachillerato, puesto que la Junta de Andalucía "todavía no ha iniciado las obras de ampliación del instituto Lauretum".

    Pero las medidas de ahorro del Consistorio no se han limitado al campo educativo. También han llegado al área sanitaria. El Ayuntamiento, para mejorar el servicio que se prestaba en el consultorio, había contratado a un bedel tres administrativos y un médico de apoyo que ya han dejado de trabajar en el centro porque el Ayuntamiento no tiene competencias en materia sanitaria. Era, según el Ayuntamiento, una prestación extra que abonaba el Consistorio para favorecer a sus vecinos. Con la anulación de estos contratos el municipio se ahorrará 90.000 euros al año.

    • 1