Local

El Ayuntamiento 'aparca' el plan del parque de Tablada

En julio de 2008, el TSJA dio el segundo revés al plan de expropiación de los suelos de Tablada para convertirlo en una gran zona verde. Ya en marzo de 2009, el Supremo cuestionó la subasta de los terrenos en 1997 que queda pendiente de una última sentencia. Estos dos elementos han llevado al Consistorio a definir una nueva postura: se congela la vía judicial para expropiar el terreno.

el 16 sep 2009 / 01:20 h.

TAGS:

En julio de 2008, el TSJA dio el segundo revés al plan de expropiación de los suelos de Tablada para convertirlo en una gran zona verde. Ya en marzo de 2009, el Supremo cuestionó la subasta de los terrenos en 1997 que queda pendiente de una última sentencia. Estos dos elementos han llevado al Consistorio a definir una nueva postura: se congela la vía judicial para expropiar el terreno.

Tras dos reveses contra los procesos de expropiación y ante una posible anulación de la subasta de los terrenos realizada por el Ministerio de Defensa en 1997, el delegado de Urbanismo, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, anunció ayer la nueva postura del Gobierno local: "No vamos a iniciar más trámites jurídicos a la espera de ver quién es el último propietario de la zona y si ésta revierte finalmente al Gobierno central".

El planteamiento se basa en dos sentencias conocidas en los últimos meses. Primero, la del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía que anulaba el segundo intento del Consistorio de hacerse con la propiedad de la dehesa, en manos de un grupo empresarial que tenía en proyecto la construcción de 15.000 pisos de renta libre. En segundo lugar, la del Tribunal Supremo que anula definitivamente el trámite por el que la Administración central declaró la innecesariedad del terreno, una decisión que abre las puertas a una posible anulación de todo el proceso.

Pese a esto, la decisión anunciada por Gómez de Celis no está exenta de polémica y aún debe formalizarse en el seno de un Gobierno local que ha hecho bandera de la defensa de la dehesa, especialmente en el caso de IU que ha denunciado en repetidas ocasiones las presiones que sufre el Ayuntamiento para que dé vía libre al proyecto inmobiliario. Sobre todo, al producirse después de un replanteamiento de los usos del terreno liderado por la Delegación de Fiestas Mayores.

"No hay un cambio de usos. Tablada será zona verde como dice el Plan General de Ordenación Urbanística", subrayó Rodríguez Gómez de Celis. Pero pese a estas palabras, hay una iniciativa sobre la mesa, abanderada por la presidenta del Pleno y responsable de Fiestas Mayores, Rosamar Prieto-Castro: aprovechar la dehesa para reubicar la Feria dado que se ha descartado el proyecto de mudanza al Charco de la Pava y que el plan urbanístico de Los Gordales avanza y deja cada vez más encorsetado el recinto ferial.

Esta propuesta que, según fuentes consultadas, no ha sido abordada en el seno del Gobierno local ni debatida en el marco de las reuniones de trabajo de PSOE e IU, es el origen de unas conversaciones mantenidas con los empresarios que conforman el consorcio que adquirió los terrenos, reveladas ayer por El Mundo. Gómez de Celis puntualizó ayer que él no ha estado detrás de estos contactos, y que el Gobierno local no los ha autorizado, unas palabras que no suponen el rechazo de que estas conversaciones hayan podido partir de otra delegación. Lo que varias fuentes consultadas confirman es que no hay una negociación abierta, sobre todo porque ésta podría suponer la mayor grieta del pacto de Gobierno desde 2005 y provocar diferencias incluso en el seno de los socialistas.

Desde que, una vez conformado el pacto de gobierno entre PSOE e IU, se adoptó la decisión de declarar el terreno de Tablada como zona verde en el Plan General de Ordenación Urbanística e iniciar el proceso de expropiación, el debate sobre los usos de la dehesa siempre ha estado latente. De hecho, volvió a aparecer en la última campaña electoral cuando se plantearon posibles usos, como un camping -que quedó excluido-, e incluso se convirtió en arma electoral entre las distintas formaciones políticas ante la posibilidad de dotar de nuevos usos a los terrenos.

"Tablada se transformará en un gran parque periurbano, de más de 360 hectáreas, al servicio de los ciudadanos, tanto de Sevilla capital como del conjunto del área metropolitana. Un objetivo que se enmarca en la mayor batalla contra la especulación urbanística en toda España", señaló el alcalde en uno de sus discursos. IU no sólo ha defendido estos usos para la dehesa, sino que incluso ha denunciado en repetidas ocasiones la existencia de una campaña orquestada desde la "derecha" para expulsarles del Gobierno municipal con el objetivo de replantear la utilización de los terrenos. El debate llegó a tal punto que el propio portavoz del PP, Juan Ignacio Zoido, tras unos días de silencio, acabó mostrando antes de las elecciones su apoyo a la transformación de la dehesa en una gran zona verde y excluir de forma definitiva cualquier uso inmobiliario.

  • 1