jueves, 17 enero 2019
11:27
, última actualización
Local

El Ayuntamiento aprueba la refinanciación de la deuda por los proveedores

La junta de gobierno del consistorio ha traspasado la deuda a proveedores, tasada en 56,74 millones de euros, a los bancos Santander, BBVA, la Caja Rural del Sur y La Caixa.

el 19 sep 2014 / 15:54 h.

TAGS:

La junta de gobierno del Ayuntamiento de Sevilla, reunida este viernes en sesión ordinaria, ha aprobado financiar con el banco Santander, el BBVA, la Caja Rural del Sur y La Caixa, los 56,74 millones de euros pendientes de abonar como "importe líquido" de la deuda de más de 59 millones contraída en 2012 por el Consistorio, en principio con el Instituto Oficial de Crédito (ICO), para pagar facturas atrasadas. Recordemos que en 2012, el Ayuntamiento aprobó adherirse a los reales decretos Ley 4/2012 y 7/2012, que habilitaban vías de endeudamiento al objeto de que las administraciones pudiesen concertar préstamos para saldar deudas con sus proveedores, aunque a cambio de sacrificios en materia de gastos corrientes e inversiones a través de planes de ajuste, es decir de sacrificios en materia de gastos corrientes e inversiones. Así, el Ayuntamiento promovió un plan de ajuste para acceder a dos préstamos por valor de más de 59 millones de euros, a satisfacer en diez años con los dos primeros de carencia e intereses por valor de casi 22 millones de euros. Con los citados 59 millones de euros, eso sí, el Ayuntamiento saldó con 624 empresas acreedoras deudas por similar importe. El plan de ajuste, en paralelo, contemplaba medidas como un incremento lineal y anual del tres por ciento en tasas y precios públicos, la aplicación de la jornada laboral de 37,5 horas, una reducción salarial del cinco por ciento en las empresas municipales de transporte y limpieza y sobre el personal laboral del Instituto de Deportes, o la disolución de las sociedades municipales 'DeSevilla Giralda TV' y Sevilla Global. También figuraba la supresión de la bonificación correspondiente a la domiciliación bancaria de los pagos, entre otras muchas medidas. ALIVIO PARA LOS PAGOS El pasado mes de abril, el Gobierno central acordó flexibilizar las condiciones financieras de las operaciones de endeudamiento suscritas merced al real decreto Ley 4/2012, medida a la que se adhirió el Ayuntamiento hispalense en su modalidad de "reducción del tipo de interés (de las operaciones de préstamo), manteniendo los iniciales períodos de amortización y de carencia". Gracias a una reducción de 140 puntos básicos en el tipo de interés de estos préstamos, según manifestaba entonces la concejal de Hacienda y Administración Pública, Asunción Fley, el Ayuntamiento gozaría de un ahorro de unos 3,4 millones de euros en costes financieros a lo largo de toda la vida del préstamo, cuya fecha de amortización está fijada en 2022. En esta línea, la junta local de gobierno, como había anunciado el alcalde, Juan Ignacio Zoido, ha aprobado este viernes la "refinanciación" de estos préstamos suscritos con el Instituto de Crédito Oficial, pues un decreto Ley estatal del pasado mes de julio permite a los ayuntamientos la refinanciación de estos préstamos "siempre que puedan acceder a condiciones más asequibles en los mercados y cumplen una serie de requisitos y condiciones". Dado el caso, y según desgrana el acta del acuerdo y ha explicado el concejal popular Curro Pérez, portavoz del Gobierno municipal, en agosto el Ayuntamiento propuso a "distintas entidades financieras" que presentasen sus mejores ofertas para la financiación de un total de 58,41 millones de euros durante ocho años, pues el Ayuntamiento ha afrontado ya dos años de pago, los de carencia, con pagos trimestrales y sin comisión. EL PRÉSTAMO SE DIVIDE ENTRE LOS BANCOS Vistas las ofertas, la junta local de gobierno ha aprobado finalmente una operación de endeudamiento por valor de 56,74 millones de euros al tratarse éste último del "importe líquido de la deuda" al haber consumado recientemente uno de los pagos trimestrales de los préstamos suscritos con el ICO. En concreto, la operación de endeudamiento se divide entre 10,43 millones de euros financiados con el banco Santander a un interés del Euribor trimestral más un diferencial de 1,14 puntos; 25 millones exactos con el BBVA según el Euribor trimestral más un diferencial de 1,235 puntos; 20 millones justos con Caja Rural del Sur prácticamente con el mismo interés; y algo más de 1,3 millones con La Caixa a un interés del Euribor más un diferencial del 1,28. Curro Pérez ha recordado que gracias a esta refinanciación de la deuda, que pasa del ICO a los citados bancos, el Ayuntamiento ahorrará unos 6,2 millones de euros en costes financieros, toda vez que la adhesión acordada en verano respecto a la flexibilización de las condiciones de financiación implicaba un ahorro de 3,4 millones de euros en materia de intereses a lo largo de los diez años de amortización del préstamo, cuyo periodo de carencia finaliza precisamente en 2014. Según ha defendido, esta operación pone de relieve un "punto de inflexión, un cambio de tendencia espectacular" en la economía municipal, porque como es natural los bancos "no regalan un euro a nadie" y tras varios años de cierre del flujo financiero, el volumen de deuda ofertado por los mercados al Ayuntamiento a la hora de plantear esta refinanciación superaba los 131 millones de euros, extremo que ha ligado al "saneamiento" de las cuentas municipales promovido por el Gobierno local del PP. Precisamente por eso, ha reclamado al portavoz municipal del PSOE, Juan Espadas, que "rectifique inmediatamente" sus declaraciones en los medios de comunicación y los plenos en las que, entre otras cosas, tachaba de "chapuza" el plan de ajuste y los préstamos asociados a él y acusaba al Ayuntamiento de atender intereses ajenos a los de la ciudadanía. "Espadas tiene que rectificar inmediatamente sus palabras", ha enfatizado. Y es que el Ayuntamiento refinancia esta deuda "con todos los informes absolutamente favorables", tanto los de sus altos funcionarios, como los del Estado. "Hemos tenido que pasar unos exámenes exhaustivos", ha enfatizado reclamando que esta operación prueba la buena marcha de la economía municipal y obliga al PSOE a "rectificar".

  • 1