Local

El Ayuntamiento congela los principales tributos y aplaza su rebaja fiscal

El IBI se mantiene, el sello del coche baja dos euros de media, se suprime la tasa de apertura de negocios y sube más de un 5% la tasa de basuras para las viviendas

el 04 oct 2011 / 12:00 h.

TAGS:

Los principales impuestos locales se congelarán y no se les aplicará ni siquiera el IPC. No habrá así subidas en el primer ejercicio del nuevo gobierno local. Pero tampoco la anunciada rebaja fiscal. El IBI, el principal tributo, se mantendrá como en los últimos dos ejercicios y seguirá así hasta 2015; los impuestos sobre actividades económicas (IAE) y sobre construcciones y obras (ICIO) apenas sufrirán modificaciones; y en el sello del coche la reducción será de sólo dos euros para los vehículos de gama media. Sí habrá cambios, sin embargo, en las tasas. Unas, como la tasa de basuras para viviendas subirán por encima del IPC –en torno a un 5,33%–; mientras que otras, como la de licencia de apertura, se suprimirán para el 95% de los comercios.


Los recibos del principal impuesto municipal, el IBI, no subirán por segundo año consecutivo. Al igual que ocurrió en 2010, el Consistorio ha decidido no continuar con la revisión de los valores catastrales de las viviendas, que incrementó un 10% al año los recibos durante la última década –una subida que correspondía al Gobierno central–, y mantener el mismo coeficiente que se aplica desde hace años: el 0,847%. No habrá subida, pero tampoco recortes en los próximos cuatro años, según anunció la delegada de Hacienda, Asunción Fley. Se cumple así sólo parcialmente el compromiso del PP, que en sus enmiendas a las ordenanzas fiscales del pasado ejercicio reclamó una rebaja en el coeficiente del 9,5%, hasta llegar al 0,80%.


Tras este impuesto, por orden de importancia en el efecto sobre el bolsillo del ciudadano, se encuentra el sello del coche. El PP, que en el pasado mandato reclamó la reducción de las cuotas de todos los vehículos, aplicará el recorte sólo en coches de gama media: de menos de 15,99 caballos fiscales. La reducción costará unos 600.000 euros y afectará 274.583 contribuyentes. Pero su incidencia será mínima: un media de dos euros por recibo. Los coches más contaminantes seguirán pagando más, pese al comprimiso de cambiarlo, y las motos continuarán sin pagar.


La revisión del Impuesto de Actividades Económicas quedará para 2013, aunque mejorará la bonificación del 50% por la creación de empleo –si antes se tenía en cuenta el crecimiento en tres años, ahora bastarán dos–, mientras que el ICIO se mantendrá en el 4%. Con una excepción, en este último caso: las obras que realice una empresa para ampliar su plantilla tendrán una bonificación de entre el 20 y el 80% según el número de trabajadores – con un mínimo de cinco–.


Pero la gran reestructuración de las primeras ordenanzas del gobierno del PP llegará en las tasas, especialmente la licencia de apertura de negocios. Como se prometió en campaña, y como demandaron los empresarios, se suprimirá para todos los establecimientos de menos de 500 metros cuadrados. En torno al 95% de los que tributan. Esto reducirá en un máximo de 1,8 millones de euros los ingresos.
La bajada se compensará con una mejora de la recaudación y con la subida en otras figuras. Especialmente las tasas de basura. La que afecta a los hogares subirá un 5,33% –al revisarse el coeficiente con el que se calcula y pasar del 60 al 63,2%– mientras que en el caso de los negocios, la subida será del 3,2%, el equivalente al IPC de junio-julio. Este mismo índice se aplica a la tasa de la Feria de abril, a los precios del IMD, la zona azul, a las cocheras de caballos o, como media, a los títulos más usados de Tussam. En otras quince tasas sin embargo no se aplicará ni el IPC. 

Aumentan las familias numerosas con ayudas

Durante años el PP ha pedido la revisión de la tabla de bonificaciones a familias numerosas. En su primer año, lo ha hecho, pero sin llegar al modelo que se pidió desde la oposición. Si hasta ahora sólo podían acceder a ayudas familias con pisos de un valor inferior a 90.000 euros, ahora el límite se fija en 100.000 –el PP pidió en 2010 que llegara hasta 132.000 euros–. Toda la tabla se revisa, de forma que para acceder al máximo de ayudas –del 70 al 90% según el número de hijos– el valor catastral puede llegar a 48.000 euros –antes eran 40.000–; y para llegar al tramo medio –del 50 al 70%– el valor puede alcanzar los 80.000 euros –antes eran 60.000–. La reforma se completa con un nuevo sistema que facilite el acceso a las ayudas. 

  • 1