viernes, 22 febrero 2019
11:14
, última actualización

El Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra prohíbe abrir más garajes en el centro

El Consistorio veta la apertura de accesos a través de la zona peatonal. Además, la medida tiene carácter retroactivo: afecta a las licencias que están en tramitación muchas de las cuales podrían anularse.

el 17 jul 2010 / 18:41 h.

Nueva promoción de pisos con garajes en la calle La Mina.
Queda prohibido instalar nuevas cocheras en toda la zona centro de Alcalá de Guadaíra. Ésa es la decisión tajante que ha tomado el equipo de gobierno que preside Antonio Gutiérrez Limones (PSOE). El Pleno municipal ha aprobado la modificación puntual del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) que va a afectar irremediablemente a las construcciones y reformas de viviendas en el eje central de la ciudad, con la prohibición a partir de ahora y de manera taxativa de la apertura de accesos a los garajes en las calles y plazas que conforman la futura peatonalización del centro de Alcalá de Guadaíra.


La polémica decisión no sólo ha levantado críticas entre los partidos de la oposición sino también entre los vecinos y comerciantes que ven en esta medida una merma de la calidad de vida y, sobre todo, del valor de los futuros inmuebles que se construyan en la zona.

En este sentido, el portavoz del Grupo Municipal Andalucista, Francisco Rubio, se pregunta "quién va a comprarse una vivienda en esta zona, sin garaje, cuando no hay alternativas cercanas de aparcamiento", redundando en que "la gente no se merece andar cientos de metros para aparcar, pudiendo tener garaje en su propia vivienda".

Según Francisco Rubio, "si las posibles construcciones o reformas de inmuebles de la calle La Mina o la calle Mairena -dos de las más céntricas de la ciudad y que concentran un mayor número de comercios- no colindan con las calles traseras, como por ejemplo la iniciativa que se está llevando a cabo en el antiguo edificio de la Bodega, no les será posible abrir una cochera".

La medida tiene además carácter retroactivo ya que afecta a las licencias en tramitación, una cuestión que con seguridad va a provocar la presentación de recursos para su anulación, ya que son varios los residenciales que se construyen a lo largo de todo el casco histórico.

Los comerciantes del municipio también se han manifestado en contra de esta decisión. De hecho a través de la Federación de Industriales y Comerciantes (FICA), se ha elevado una propuesta al consistorio para que derogue esta normativa.

  • 1