El Ayuntamiento de Alcalá insta a la Fiscalía a actuar contra los vertidos al río

Las aguas del Guadaíra aparecen de nuevo negras y con espuma a su paso por el núcleo urbano.

el 20 abr 2010 / 18:35 h.

La suciedad que de nuevo llevan las aguas se deja ver en los azudes de los molinos.
El Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra ha pedido a la Fiscalía que sea contundente con los delincuentes que realizan vertidos al río Guadaíra, nuevamente negro y con espuma a su paso por el casco urbano, para que ningún responsable de estos delitos quede sin castigo. Las aguas presentaban ayer, de nuevo, un estado lamentable con espumas y desprendiendo fuertes olores, lo que evidencia la presencia de un nuevo vertido procedente de alguna empresa dedicada al aderezo de la aceituna.


Los ecologistas de Alwadi-ira denunciaron ayer la presencia de este nuevo vertido que puede verse con claridad en los azudes de los molinos alcalareños de Benarosa, San Juan y El Algarrobo. El calibre del vertido ha sido importante tal y como refleja la extensión de la espuma a lo largo del cauce. En este sentido, los ecologistas denunciaron que "la contaminación en la cuenca del Guadaíra ya no se limita solamente al otoño y al invierno sino que, produciéndose lluvias, el río no se salva de la salmuera ni en primavera". Esta realidad suele ser generada por las empresas situadas en el cauce alto del río, la mayoría en el término municipal de Morón de la Frontera.

Alcalá de Guadaíra es el único municipio de la cuenca donde el río se hace urbano por lo que es el que sufre de forma más directa sus consecuencias como el aspecto, el hedor y la muerte de especies naturales.

Por ello el Consistorio, según explicó ayer la portavoz municipal, María José Borge, "no se va a conformar nunca con la concurrencia de estas acciones delictivas de desaprensivos que utilizan las lluvias para intentar esconder su rastro, procurando que caiga sobre ellos todo el peso de la ley".

En este sentido, desde el equipo de Gobierno que preside Antonio Gutiérrez Limones (PSOE), no sólo se pide contundencia a la Fiscalía para actuar contra todos los casos de vertidos ilegales o incontrolados que les lleguen, sino que también anuncia su vigilancia y personación como acusación particular en todos y cada uno de los casos que se detecten.
Ya el mes pasado el Ayuntamiento se personó en las diligencias previas en calidad de perjudicado por los vertidos detectados en los arroyos de Morón del pasado mes de enero, que afectaron al río Guadaíra y a la fauna que en él habita.

El Consistorio entiende que la lucha para mantener el Guadaíra en condiciones para la vida es un trabajo largo, "es imprescindible que todos, administraciones, empresarios y ciudadanos, tengamos la concienciación de que los vertidos es un delito ecológico grave que merma todos los esfuerzos por la recuperación del Guadaíra y su entorno".

  • 1