sábado, 16 febrero 2019
10:39
, última actualización

El Ayuntamiento de Dos Hermanas anula 2.000 multas pero no sancionan a los policías

El alcalde de Dos Hermanas, Francisco Toscano (PSOE), ha firmado un decreto en el que se archiva el expediente informativo realizado a una docena de policías locales que aumentaron considerablemente su media de multas de tráfico la semana del 18 al 25 de mayo pasado. Una vez acabado dicho expediente, el juez instructor resolvió que no se puede demostrar que los agentes tuvieran malicia a la hora de poner las multas en esa semana.

el 09 jul 2010 / 17:57 h.

Tras la declaración de los altos mandos de la Policía Local, los agentes acusados y los sindicatos el Consistorio ha resuelto que "no se puede determinar que hubiera abuso de poder en dichas actuaciones", explicó el portavoz del equipo de Gobierno, Agustín Morón. De hecho, entre las explicaciones ofrecidas en este proceso destaca la adaptación de la nueva normativa de tráfico, cuyas multas pueden dar lugar a numerosas interpretaciones. Además, algunos agentes explicaron que al ser cambiados de la ubicación donde patrullaban habitualmente, encontraron otras zonas de aparcamiento y otras infracciones.


Una vez que los policías están fuera de sospecha con el caso archivado, el Ayuntamiento ha decidido, siempre a instancias del juez instructor, que se suspendan de forma definitiva unas 2.000 multas puestas esa semana de mayo. La mayoría de éstas son sanciones por aparcamiento y la cuantía ronda los 90 euros. Así, a los ciudadanos que ya hayan pagado dicha multa se les devolverá el dinero y se les mandará una carta contándole la situación e informándoles de la nueva normativa de tráfico. Otras 400 multas, que son faltas graves o muy graves, se estudiarán una a una para ver si hay alguna irregularidad, si bien "hay algunas que no se quitarán, como las de controles de alcoholemia o exceso de velocidad, sanciones muy flagrantes no se van a quitar, aunque se estudiarán todas", explicó Morón.

La investigación de la concejalía de la Policía Local que se abrió para este expediente explica que en 2009 se impusieron 7.127 multas, un promedio de 19,52 sanciones diarias, y desde el 1 de enero al 18 de mayo se pusieron en la ciudad 4.019 sanciones, lo que supone un promedio de 22,02 multas diarias. Sin embargo, desde el 18 al 25 de mayo la Policía impuso 991 multas, casi 124 diarias.

La investigación ha girado en torno a una docena de policías, cuya media de sanciones se disparó: de las 3,2 multas diarias de 2009 o las 3,4 de lo que va de 2010 pasaron a 63 sanciones por día en esa semana de mayo, y eso teniendo en cuenta que los agentes no estuvieron trabajando toda la semana, sino como máximo cuatro días seguidos.

Algunas de estas sanciones de tráfico eran curiosas: por estacionar un vehículo que sobrepasaba cinco centímetros la línea amarilla o porque obstaculizaba con el coche el acceso a una calle cuando, en realidad, es peatonal y no había necesidad de introducir en ella coches.

  • 1