El Ayuntamiento de Écija debe asumir el suministro eléctrico del nuevo hospital comarcal

El Gobierno local ecijano (PP-PA) negocia con la compañía Endesa una acometida provisional que cuenta con el aval del Gobierno central

el 05 sep 2014 / 11:10 h.

Las obras del nuevo hospital comarcal están prácticamente finalizadas. Foto: M. Rodríguez Las obras del nuevo hospital comarcal están prácticamente finalizadas. Foto: M. Rodríguez El futuro hospital comarcal de Écija podría acabar siendo un edificio terminado y sin uso. La Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales ha informado al Ayuntamiento de Écija que debe proporcionar en septiembre el suministro eléctrico necesario para el funcionamiento del centro sanitario, tal y como se comprometió en marzo de 2007. La Junta de Andalucía tiene previsto recepcionar el edificio el próximo mes de noviembre. Por su parte, el Servicio Andaluz de Salud (SAS) ha comunicado al Consistorio que en el mes de septiembre debe resolver la falta de potencia eléctrica en el futuro centro sanitario, «ya que nos podríamos encontrar en el próximo trimestre con una obra terminada y pendiente de su recepción y puesta en funcionamiento». La razón de que el suministro eléctrico definitivo para el hospital deba estar asegurado en septiembre es que la Junta estima necesario realizar en octubre las pruebas de instalaciones con potencia de suministro eléctrico definitivo. En la actualidad, la potencia contratada para llevar a cabo la obra es de 250 kilovatios, mientras que el proyecto señala que hacen falta 800. Pero el Ayuntamiento carece de los seis millones de euros que costaría levantar una subestación eléctrica en los 2.000 metros cuadrados de terreno junto al centro sanitario, ya prácticamente terminado. Por eso, busca una solución a marchas forzadas. En febrero de este año, la negociación ante el Ministerio de Agricultura dio luz verde a un convenio con la empresa pública Tragsa para establecer una línea de alta tensión entre Écija y la pedanía de Villanueva del Rey, una infraestructura que puede costar en torno a tres millones, la mitad de los seis millones que podría costar construir una subestación junto al centro sanitario. La intención del Ayuntamiento es que, a través de Tragsa, se pueda llevar a cabo la ejecución de las infraestructuras eléctricas solicitadas por Endesa, no solo para suministrar al futuro hospital, sino también para el desarrollo de diferentes sectores del PGOU. Tragsa podría avalar ante la compañía eléctrica la realización de unas obras que conllevan la redacción de un proyecto (que debería hacer Endesa) y la expropiación de terrenos (que corre a cargo del Ayuntamiento) y que, de no mediar una solución provisional, podría alargar en años la apertura final del futuro hospital comarcal para 55.000 habitantes.

  • 1