Local

El Ayuntamiento de Lebrija pagará 23.187 euros por una caída

La demandante, de 63 años, se cayó el 13 de junio de 2003 en la calle Andrés Sánchez de Alva al tropezar con una loseta levantada y sufrió la fractura del húmero.

el 11 abr 2010 / 11:21 h.

TAGS:

El Ayuntamiento de Lebrija (Sevilla) ha sido condenado a pagar 23.187 euros a una mujer que se cayó en la calle debido a la mala conservación del acerado y a la falta de señalización de unas obras.

La demandante, de 63 años, se cayó el 13 de junio de 2003 en la calle Andrés Sánchez de Alva al tropezar con una loseta levantada y sufrió la fractura del húmero, lo que la mantuvo cinco días hospitalizada y tardó 372 días en curar, según la sentencia del juzgado de lo Contencioso 1 de Sevilla, a la que ha tenido acceso Efe.


El Ayuntamiento rechazó cualquier responsabilidad alegando "falta de diligencia" de la mujer para sortear el obstáculo, pero el abogado Francisco Cabral reclamó por mal funcionamiento de un servicio público, ya que el acerado en el lugar del hecho carecía del mantenimiento adecuado, se trataba de una zona de obras sin señalizar y sin vallado que delimitara el solar colindante.

Dice la sentencia que en este caso se dio un daño "efectivo, evaluable económicamente e individualizado" y condena al Ayuntamiento a pagar 23.187 euros de indemnización por las lesiones y secuelas, consistentes en un hombro doloroso y con pérdida de movilidad.

El Ayuntamiento alegó que la demandante fue culpable de su caída por falta de diligencia, pues las fotografías aportadas por la Policía Local demostraban, supuestamente, que "la acera era lo suficientemente ancha, su estado era visible pues siendo las 21 horas en el mes de junio aún hay luz solar" y por lo tanto tuvo visibilidad suficiente para sortear el obstáculo de la loseta levantada.

La sentencia rechaza tal argumento y responde que, según varios testigos de la caída, en ese momento eran muchas las personas que caminaban por la acera,  se había hecho de noche y caminaban "entre dos luces".

La juez considera demostrado que existía una deficiente delimitación de la acera respecto a la zona de obras en un lugar "con destino único al tránsito de personas", por lo que niega cualquier "negligencia" de la mujer y, por lo tanto, dice que la caída fue consecuencia de un mal funcionamiento de la Administración.

Francisco Cabral ha destacado a Efe lo "ejemplarizante" de esta sentencia, que a su juicio es un toque de atención a las administraciones públicas que mantienen muchas calles en obras con el consiguiente peligro para los usuarios.

  • 1