El Ayuntamiento de Los Palacios necesita ya 2,5 millones para evitar el colapso

El Gobierno local pidó ayer por escrito a la Diputación ayuda financiera. El alcalde anuncia una movilización en la toma de posesión de Susana Díaz.

el 27 ago 2013 / 20:33 h.

protesta diputacion los palacios Los Palacios protestó ayer en la Diputación para reclamar ayuda financiera. / J.M. Espino (ATESE) La situación económica del Ayuntamiento de Los Palacios es tan desesperada que su alcalde, Juan Manuel Valle (IU), con el apoyo de su equipo de Gobierno, ha decidido echarse a la calle para reclamar el auxilio de las diferentes administraciones –Diputación, Junta de Andalucía y Gobierno central–. Y es que para poder sobrevivir necesita un inyección inmediata de dinero de 2,5 millones de euros sólo para pagar salarios –adeuda 3,3 nóminas–, según reconoció ayer el alcalde ante las puertas de la Diputación, donde se concentró respaldado por varios centenares de vecinos, que acudieron a la capital hispalense en tres autobuses, cedidos gratuitamente por dos empresas de la localidad, y en vehículos privados. El regidor presentó un escrito en el registro de la Corporación provincial en el que solicitó que en septiembre se apruebe en pleno una nueva convocatoria de los Fondos Extraordinarios de Anticipos Reintegrables (FEAR) y que se amplíe el plazo que el Consistorio tiene para devolver el dinero adelantado por la Diputación, que asciende a 107.000 euros al mes. Valle, en las puertas de la Institución provincial, criticó a su presidente, Fernando Rodríguez Villalobos, porque prometió que en enero se iba a sacar una nueva convocatoria de los FEAR, pero, según insistió, a día de hoy no se ha aprobado. Asimismo, se mostró molesto con el diputado de Hacienda, Manuel González Lora, quien pidió la semana pasada al regidor palaciego que dejase de protestar y que se dedicase a gestionar. Además, le reprochó que la Diputación en el tiempo que lleva como alcalde, entre junio y agosto de 2013, había aportado a las arcas locales 11 millones. Valle, aportando un documento firmado ayer mismo por el interventor accidental del Consistorio, negó la versión de Lora y aseguró que, en este tiempo, en concepto de FEAR de la Diputación “sólo hemos recibido 3,15 millones de euros”. Y se quejó de que el diputado haya contabilizado como aportación de la Diputación los anticipos de la recaudación municipal. Pero las reclamaciones de Valle van más allá de la Diputación y también llegan hasta al Junta de Andalucía, a la que pidió más flexibilidad para devolver las subvenciones y a la que criticó que las reclamaciones de estas cantidades han llegado “casualmente” cuando él llegó a la Alcaldía y no cuando estaba el socialista Antonio Maestre, que es el que las solicitó y no las justificó correctamente. Por ello, el alcalde anunció que de no obtener una respuesta satisfactoria de la Junta de Andalucía la próxima movilización será el 7 de septiembre, el día de la toma de posesión de Susana Díaz como presidenta de la Junta. Y es que aunque IU esté en el Gobierno andaluz, el regidor palaciego admitió que se ha reunido con su colega de formación y vicepresidente de la Junta, Diego Valderas, quien le prometió que en los presupuestos de 2014 se incluiría la ampliación de la devolución de las subvenciones, “pero esta medida es insuficiente”, remarcó Valle. La última movilización programada será ante el Gobierno central, porque, en opinión del alcalde, no ha hecho lo suficiente para ayudar a los municipios con graves problemas económicos como el suyo, cuya situación ha sido heredada de una mala gestión. El Gobierno de Los Palacios no está de acuerdo con pedir el rescate al Gobierno central porque implicaría subir las tasas e incluso eliminar algunos servicios, aunque Valle ayer dejó la puerta abierta a esta medida si de aquí a finales de septiembre no obtiene ninguna respuesta positiva de las administraciones. Además, como IUgobierna en minoría, aclaró que también depende de la postura que adopte la oposición sobre esta cuestión. El caso, según el edil palaciego, es que la deuda que tiene el Ayuntamiento asciende a cerca de 100 millones de euros, lo que pone en riesgo la prestación de los servicios públicos, “por lo que tenemos que hacer ingeniería financiera para reponer contenedores, alumbrado o para los gastos más elementales”.

  • 1