El Ayuntamiento de Morón de la Frontera insta al alcalde a demoler parte de su cortijo

Las obras "exceden" la licencia concedida en 2004 para la "rehabilitación" de una casa de campo.

el 16 feb 2011 / 19:40 h.

El propio Ayuntamiento que preside toma ahora la iniciativa. El expediente de restablecimiento de la legalidad urbanística incoado por el Ayuntamiento de Morón de la Frontera sobre las obras promovidas en la finca que comparten el alcalde, Manuel Morilla (PP), y su esposa, Ana F.V., resuelve la "demolición completa" de una vivienda, una construcción secundaria anexa a la piscina y de las obras de ampliación consumadas sobre una segunda vivienda del conjunto arquitectónico del cortijo Zafra. Las obras, según las conclusiones, "exceden" la licencia concedida el 1 de marzo de 2004 sólo para la "rehabilitación" de una casa de campo.

La Fiscalía de Medio Ambiente, Urbanismo y Patrimonio Histórico de Sevilla había hallado un posible delito contra la ordenación del territorio. No obstante, el Ministerio Público esgrimió la prescripción de los hechos en cuestión, a la hora de archivar las diligencias incoadas contra el regidor de Morón, su cónyuge y el arquitecto, sobre cuyos actos resolvía que es "indiscutible" que los trabajos superan "notoriamente" lo autorizado.

La esposa del alcalde solicitó en febrero de 2004 una licencia de obras al Ayuntamiento con destino a la "rehabilitación de una casa de campo" en la finca Zafra. A tal efecto, el 1 de marzo de 2004, un decreto de Alcaldía otorgaba la licencia de obras para la "sustitución de la cubierta de dos viviendas existentes en el cortijo", dado que un informe previo del arquitecto municipal advertía de que, merced a las normas subsidiarias urbanísticas de Morón, tales suelos sólo pueden acoger "obras de conservación y mejora".

La inspección cursada posteriormente por el arquitecto municipal derivó en un informe con la advertencia de que "las obras realizadas exceden de la licencia municipal concedida debido a que se han llevado a cabo obras en la totalidad del cortijo y se han realizado obras en zonas del caserío que van más allá de la simple rehabilitación o conservación".

En el mismo informe, según figura en el expediente de restablecimiento de la legalidad urbanística recogido por Europa Press, el arquitecto municipal consideraba que las obras acometidas "pueden ser compatibles con la legalidad vigente" y, a tal efecto, aconsejaba "requerir al interesado para que inste la legalización" de los trabajos, extremo que dio lugar a este expediente incoado el 19 de febrero de 2010.

Ahora, el expediente municipal insta a Ana F.V. a legalizar la sustitución de las cubiertas del almacén y del cuerpo principal de la nave, resolviendo la "reposición de la realidad física alterada con la demolición completa" de los construido fuera de la licencia, para lo que le da dos meses.

  • 1