lunes, 22 abril 2019
03:45
, última actualización

El Ayuntamiento de San Juan exige una solución para evitar futuras inundaciones

El Ayuntamiento plantea construir un tanque de tormentas en la localidad vecina de Mairena del Aljarafe

el 09 sep 2014 / 11:00 h.

La avenida 28 de febrero de San Juan fue la que más sufrió los efectos del agua. La avenida 28 de febrero de San Juan fue la que más sufrió los efectos del agua. Tras el aguacero de aproximadamente veinte minutos que cayó el domingo en el Aljarafe, que provocó numerosas inundaciones, el Ayuntamiento de San Juan de Aznalfarache –localidad más afectada por los efectos del agua– solicitó ayer una reunión urgente con todas las administraciones implicadas en la que exigirá soluciones definitivas –como la construcción de una tanque de tormentas– con tal de impedir de que la localidad sanjuanera vuelva a sufrir los efectos de las lluvias torrenciales. En dicha reunión se convocará tanto a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, como a la empresa pública de agua Aljarafesa, la Agencia Andaluza del Agua y los ayuntamientos de Mairena del Aljarafe y Tomares. Los principales daños producidos tras la tromba de agua caída el domingo se han concentrado en el polideportivo municipal 1º de Mayo y en el parque de los Pitufos y su entorno. De hecho, a causa de la caída de un pequeño muro, el polideportivo permaneció cerrado al público durante la jornada de ayer para realizar las tareas de limpieza. En el caso del parque de los Pitufos, el Ayuntamiento ya vaticinó el domingo que tendrían que reponer el albero, además, los operarios municipales tuvieron que realizar unos intensos trabajos de limpieza en dichas instalaciones. Precisamente frente a este parque, los operarios tuvieron que actuar en el asfalto de la carretera ya que el agua provocó un socavón que quedó solucionado alrededor de las nueve de la noche. Aunque no hubo que lamentar daños personales, ni grandes materiales, sí se necesito la ayuda de los bomberos en la avenida 28 de febrero cuando el agua intentó tragarse un vehículo pequeño. No obstante, el Ayuntamiento sanjuanero no tiene constancia de que este incidente fuera algo más grave. Después de estas lluvias, que a muchos vecinos recordaron los episodios de la pasada Navidad, el alcalde de San Juan, Fernando Zamora, recordó ayer que el Consistorio ya hizo los deberes junto a Emasesa con una inversión de alrededor de 1,5 millones de euros al mejorar varias infraestructuras en la avenida 28 de febrero, en la plaza de la Constitución y en Rodríguez Marín. Por ello, Zamora insistió ayer en que sus vecinos no pueden cargar «con esta situación que provoca además de daños materiales, situaciones de pánico y que por fortuna, en esta ocasión, no hemos sufrido daños personales». Una de esas intervenciones consistió en la instalación de un ovoide en la citada avenida. Este está diseñado para recoger las aguas pluviales de San Juan pero no tiene capacidad para recoger «lo que venía ayer por la avenida de Mairena o por la calle Juan de Austria», apuntó el regidor. En este sentido, Zamora cree que es «necesario plantearse la construcción de un tanque de tormentas en Mairena como ya hemos solicitado en otras ocasiones» con tal de «dar una solución definitiva a este problema». En relación a las declaraciones de Zamora, el concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Mairena del Aljarafe, Juan de la Rosa, apuntó ayer que «la obligación de cada municipio es la de recoger su agua y sus cuencas», por lo que si después de la inversión que hizo el Consistorio vecino «siguen teniendo problemas cada vez que llueve, tendrán que valorar qué tipo de obra hicieron y si la solución fue la correcta». De la Rosa pidió además que no se achaque a su localidad las «las continuas inundaciones que sufre San Juan, sino a la mala planificación y a la falta de mantenimiento».

  • 1