lunes, 22 abril 2019
03:45
, última actualización

El Ayuntamiento de Utrera privatiza el alumbrado para ahorrarse 100.000 euros al año

El Gobierno municipal ha iniciado este procedimiento en un pleno extraordinario del que se ausentó la oposición al completo y contó con la renuncia del ya exedil del PA Juan Luis Montoya.

el 19 sep 2014 / 12:00 h.

Imagen Utrera 3 copiaweb La bancada vacía de la oposición, que abandonó el pleno. / S.C. El Ayuntamiento de Utrera ha iniciado el procedimiento administrativo para externalizar la gestión del alumbrado público. El equipo de gobierno (PA-PP) pretende conseguir así una importante reducción en los costes que hoy en día asume, así como otra serie de ventajas técnicas y medioambientales. Actualmente, el Consistorio soporta un coste anual de 1.116.053 euros, entre gasto energético y mantenimiento. Ésa será la cuantía que se establezca como base de licitación en el pliego de condiciones que ahora saldrá a concurso público. Así, en función de la bajada que propongan las empresas que presenten sus ofertas, el ahorro para el Ayuntamiento será uno u otro. En cualquier caso, tomando como referencia una reducción del 10%, que se sitúa en la media de lo que está viéndose en la mayoría de los municipios –aunque también hay casos en los que se alcanza el 15%–, dicho ahorro sería de 111.605 al año. Como el contrato se establece para 12 años, la cifra ascendería a 1.339.264 euros. A esa habría que sumar los tres millones en los que se estima la inversión que debería realizar la empresa a la que se adjudique la gestión para adaptar toda la instalación eléctrica. Junto a las ventajas económicas, la propuesta aprobado inicialmente por el gobierno local permitirá reducir en más de 50% las emisiones de dióxido de carbono. A ello se unirá un menor impacto ambiental, al dejar de utilizar las actuales lámparas de vapor de sodio que no cumplen la normativa, por otras tipo led que. La empresa seleccionada tendrá 34 semanas para actualizar todo el alumbrado. La intención del gobierno municipal es que pueda adjudicarse a final de año, para que el servicio comience a prestarse a inicios de 2015. Éste fue el principal asunto que se abordó en un pleno extraordinario que dejó una imagen poco usual: la oposición al completo (PSOE, IU y UPD) abandonó sus asientos al considerar que solamente estaba justificada la urgencia de uno de los puntos del orden del día que se habían planteado, y que fue el único en el que participaron y votaron. A ello se unieron las críticas por las pocas horas de antelación con la que recibieron la convocatoria, la imposibilidad de acceder a los expedientes correspondientes y la falta de tiempo para preparar los temas incluidos en el orden del día. Por su parte, tanto el PA como el PP, mostraron su rechazo al comportamiento de la oposición por considerar que no estaba justificada dicha actitud, al tiempo que afirmaron que lo ocurrido tiene que ver con el inicio de la precampaña. Asimismo, la sesión plenaria sirvió para que el hasta ahora edil del PA, Juan Luis Montoya, entregara su acta de concejal y se despidiera de la corporación. Este hecho se ha producido días después de que haya registrado una nueva formación política con la que pretende concurrir a las elecciones. En su intervención, agradeció al alcalde que lo incluyera en su equipo hace 7 años, recordó que formó parte de las listas del PA como independiente, y dijo marcharse «con la cabeza alta y con el deber cumplido».

  • 1