martes, 23 abril 2019
23:58
, última actualización
Local

El Ayuntamiento garantiza otra sede definitiva para los clubes de Marqués de Contadero

El IMD les propondrá el traslado junto al club Lipasam y a otro espacio "sorpresa".

el 08 mar 2014 / 09:51 h.

TAGS:

Los clubes de piragüismo y las asociaciones de los bajos de Marqués de Contadero tienen oficialmente hasta el próximo día 31 para mudarse de unos locales en los que se va a instalar el nuevo Centro de Atención Integral del Visitante. En teoría, porque el Ayuntamiento ha concedido una prórroga de diez días a Nuevo Futuro y podría también atrasar la mudanza de los clubes deportivos porque aún no hay un sitio habilitado para ellos. piraguismoTras la junta de gobierno, que desestimó el recurso del Club Kayak-Polo Hispalense contra el rescate del local que ocupa porque carece de «título alguno» para ocupar estas instalaciones y no tiene «derecho» a la ocupación, el portavoz municipal, Curro Pérez, explicó que habría una reubicación «provisional» y que median ya soluciones para un traslado «definitivo» con «sorpresas positivas» incluidas. No obstante, fuentes municipales aclararon que no habrá una instalación «provisional», pero sí una «definitiva» a las instalaciones del club Lipasam, en el antiguo telecabina, y «otros espacios complementarios», como explicó también Pérez. «Habrá sorpresas positivas», aseguró el portavoz del gobierno, quien no quiso precisar más sobre esta propuesta que se presentará en breve. El Club Sevillano de Piragüismo (CSP), el Kayak-Polo Hispalense (Piragüismo Orientación Sur) y el Piragüismo Triana no irán de forma provisional a los aledaños del Centro de Alto Rendimiento (CAR) de la Isla de la Cartuja, idea que ya rechazaron los clubes porque era imposible instalar a cerca de 500 piragüistas en unas carpas con un único módulo de servicios de unos 50 metros cuadrados. Además, los clubes ya denunciaron que todos no caben junto al club Lipasam, de ahí que desde que arrancaron las negociaciones se buscasen otros locales. Lo que no se sabe aún, pese a que los requerimientos oficiales instan a los clubes a mudarse antes de final de mes, es cuándo empezarán las obras para acondicionar las nuevas instalaciones. Y dado que los trabajos en los bajos del paseo de Marqués de Contadero para el proyecto turístico se han retrasado hasta septiembre, el Ayuntamiento podría dar una prórroga a los clubes. El Club Sevillano de Piragüismo incluso baraja acudir a los tribunales porque considera «nulo» el proceso de desalojo y no reconoce potestad al Ayuntamiento para iniciarlo «al encontrarse el local del club en terrenos propiedad del Estado como parte de una finca registral, en la que se encuentran englobados los bajos del Paseo Marqués de Contadero, según consta en el Registro de la Propiedad de Sevilla». Desde el año 1999, el Club Sevillano de Piragüismo viene haciendo uso del local de Marqués de Contadero, con la autorización expresa tanto de la Administración del Estado (Autoridad Portuaria), así como del Ayuntamiento. Así que para su desalojo, aseguran, también sería necesario la petición expresa del Puerto. Sin embargo, Curro Pérez indicó ayer que el proyecto turístico cuenta con el apoyo de la Junta, el Ayuntamiento, los empresarios del sector y el propio Puerto de Sevilla. «Es una decisión de la ciudad, así que no se oponen al Ayuntamiento, sino a una decisión institucional porque no se puede pedir más consenso», argumento Pérez. El IMD, por su parte, que negocia con los clubes desde hace más de un año, insiste en que están en Marqués de Contadero «de forma precaria y provisional, como ellos bien saben, porque esa no es una zona deportiva». «No están abandonados», sostienen tras remarcar que siempre hubo diálogo y que no están obligados a buscarle otra sede. Sin embargo, están dispuestos a realojarlos. El portavoz del Club Sevillano de Piragüismo (CSP), José Antonio Algarraba, aseguró que la próxima semana tendrán una nueva cita con los responsables del Instituto Municipal de Deportes y que están esperando que les ofrezca una alternativa «por fin definitiva». Aseguran que un traslado provisional sería rechazado por el alto coste de la mudanza, ya que tienen más de 160 piraguas, máquinas de gimnasio, mesas de reparación... Este club de piragüismo cuenta en la actualidad con más de 200 socios, según sus datos.

  • 1