Local

"El Ayuntamiento me ha dado por muerta"

María Victoría Gámez fue declarada muerta a través de una carta del Ayuntamiento dirigida a sus herederos, donde se les pedía pagar un tributo por el cambio de titularidad de un inmueble

el 04 feb 2010 / 15:02 h.

TAGS:

María Victoria Gámez estaba recuperándose de un infarto cuando a los 15 días le llegó a su domicilio una carta donde se le daba, literalmente, por muerta. Los hechos ocurrieron en 2007, en un escrito firmado por el Gerente la Agencia Municipal del Ayuntamiento de Sevilla, Eduardo León, donde se les solicitaba a sus herederos la declaración tributaria por el cambio de titularidad. 

La misiva explica que Gámez lleva fallecida desde el año 1996 pero la carta llega 11 años más tarde: "Es imposible que pongan esa fecha porque yo cambie la titularidad de la vivienda en el año 2000, cuando fallece mi marido", explica Gámez. Para complicar aún más la historia, al mismo tiempo le llega otra carta de la Agencia, certificando la defunción de su madre en 2003. Sin embargo, ella no cree que el fallo se produzca por la similitud del nombre, "no coincide ni en fechas ni en nada", señala la afectada.

La información sobre su fallecimiento viene dada, según la misiva, por la Dirección General del Catastro de Economía y Hacienda. Sin embargo, Bruno Pérez, responsable del gabinete de prensa aclara que "esta información es errónea porque nosotros trabajamos con inmuebles y no con las defunciones". Gámez corrobora esta información: "Me he reunido con ellos y he recibido una carta donde el Gerente Regional del Catastro afirmaba, con rotundidad, que en la base de datos no aparece ninguna fecha de fallecimiento".

El Ayuntamiento de Sevilla se defiende explicando que "está firmada por Eduardo León, gerente de la Agencia Municipal de Recaudación,  pero el fallo no viene de nosotros, sino del Catastro que es el que nos proporciona la información", según palabras de Rosa Martín, secretaria de León. Según esta fuente, este caso no es el único, puesto que  el sistema informático ha relacionado los nombres de personas fallecidas con otras que, aún en vida, tienen el mismo nombre.

En 2008, la afectada envió varias cartas al Alcalde de Sevilla y a Eduardo León. Sin embargo, no fue hasta septiembre de 20o9 cuando recibió una respuesta de la Agencia Municipal. Ésta dejaba claro que los datos contenían una información errónea que procede de un error informático. 

La Agencia Municipal de Recaudación ha explicado a Elcorreoweb que una vez analizado el fallo, la Directora del Departamento de recaudación de la Agencia Tributaria de Sevilla, Cristina Iglesias, se reunió con Gámez y el resto de afectados pidiéndoles disculpas por lo sucedido y explicando en qué había consistido el error. "Parece ser que esta señora cree que tenemos algo en contra suya y no admite que haya sido un simple fallo", comenta  Martín. En contra, Gámez asegura haberse presentado en la Agencia en varias ocasiones sin que nadie le atendiera.

Finalmente, no se ha llevado a cabo la alteración del catastro de su inmueble, que era lo que más le inquietaba. Según ha indicado la Agencia, la información que tienen de la señora Gámez es la correcta, y no consta ningún certificado de defunción en su base de datos. La clave está en conocer el origen del certificado que recibió esta administración para resolver el complicado enigma que ha producido más de un quebradero de cabeza a la afectada. 

 

  • 1