Local

El Ayuntamiento negocia cambiar de sitio el centro comercial del Parque Alcosa

El Gobierno municipal, que sigue negando "errores" o "descoordinación" entre departamentos de Urbanismo, garantizó ayer que el centro comercial de Alcosa que se construye a sólo 1,9 metros de un bloque viviendas será demolido, por lo menos parcialmente.

el 15 sep 2009 / 00:29 h.

TAGS:

El Gobierno municipal, que sigue negando "errores" o "descoordinación" entre departamentos de Urbanismo, garantizó ayer que el centro comercial de Alcosa que se construye a sólo 1,9 metros de un bloque viviendas será demolido, por lo menos parcialmente. Negocia hacerse con el edificio y destinarlo a biblioteca y cibercentro.

Eso sí, tendrá que compensar a la empresa, para lo que, en primer lugar, tendrá que valorar el coste de lo ya construido. Además, deberá encontrar otro suelo para que los hermanos Cánovas (los dueños) levanten su centro comercial, bautizado como Nueva Galería.

El edil de Urbanismo, Emilio Carrillo, no quiso ayer valorar el coste que podría tener la operación para las arcas municipales, así como tampoco apuntó (para no entorpecer la negociación) dónde se podría reubicar el edificio comercial. Eso sí, advirtió que si la vía del diálogo no llega a buen puerto, se optará por la expropiación. "Hay margen jurídico, pero no es lo que preferimos", explicó.

Esta opción prolongaría el conflicto durante muchos meses e incluso años si se enquista en los tribunales y, en todo caso, el Gobierno municipal no las tendría todas consigo. De hecho, el propio Carrillo volvió a reconocer que el propietario del centro comercial ha cumplido todos los trámites legales para la construcción del inmueble. La única pega que han encontrado los técnicos ha sido una "demora no usual en la solicitud de la licencia de actividad".

Aunque en los plazos legales, dicha petición hace evidente el incumplimiento de la normativa medioambiental por la contaminación acústica que sufrirían los vecinos con un centro comercial a menos de dos metros de sus viviendas, algo que debió prever el Consistorio antes de dar luz verde al proyecto.

Con este panorama, según Carrillo, el acuerdo para el intercambio de las parcelas beneficiaría a todos: a los vecinos porque el edificio se recortaría, a los promotores que podrían llevar a cabo su proyecto y al Ayuntamiento, que agilizará proyectos para los que no tenía suelo en el Parque Alcosa.

En concreto, el Gobierno municipal prevé llevar al barrio una biblioteca y un cibercentro para el acceso gratuito a las nuevas tecnologías. Además, en él tendrían cabida usos vecinales y asociativos, como ahora ocurre en el de Aeropuerto Viejo.

Para Carrillo, este caso es la "excepción que confirma la regla de que los departamentos de Urbanismo -licencia de obras y la oficina del PGOU- no se casan con nadie". El edil siguió defendiendo que no ha habido "ni errores ni descoordinación" y que los técnicos de esas áreas cumplieron la norma "escrupulosamente".

"Yo diría -añadió- que se ha dado una concatenación de circunstancias donde el ajuste a la norma ha provocado un sinsentido. Cumplimos la norma a rajatabla, pero no se tuvo en cuenta el sentido común".

  • 1