Local

El Ayuntamiento no dará licencias a nuevos comercios en el centro

Durante un año como máximo no se concederán licencias de apertura de nuevos comercios en el centro histórico de Écija. Esta medida es el principal contenido del plan especial del Gobierno local para dar un valor añadido y un carácter de especialización al comercio tradicional del centro. Foto: El Correo.

el 15 sep 2009 / 15:42 h.

TAGS:

Durante un año como máximo no se concederán licencias de apertura de nuevos comercios en el centro histórico de Écija. Esta medida es el principal contenido del plan especial del Gobierno local (PSOE) para dar un valor añadido y un carácter de especialización al comercio tradicional del centro.

En concreto, y una vez que se publique la medida, quedará suspendida la concesión de licencias y autorizaciones urbanísticas para el establecimiento y apertura en el ámbito del centro urbano de comercios como bazares, venta o comercio en un único establecimiento o colindantes de todo tipo de artículos, y venta al por menor igualmente en un único establecimiento o colindantes de ropa, zapatos y complementos.

La suspensión afectará a las licencias que se soliciten a partir de la publicación del acuerdo, tomado por el equipo de gobierno de forma consensuada con los representantes de las asociaciones de comerciantes de la ciudad, en general, y del casco histórico astigitano, en particular. También afectará "a las solicitudes de cambio de titularidad de las autorizaciones ya concedidas", según el Ayuntamiento de Écija.

El ámbito de aplicación del plan de regulación de la actividad comercial comprende las principales calles del centro histórico, desde la calle San Juan Bosco o la zona de Puerta Osuna, a calles tan claramente comerciales como El Conde, Cintería o la avenida Miguel de Cervantes, la principal arteria del centro y la que concentra el mayor número de establecimientos comerciales de la ciudad. También afecta a las calles Mendoza, Cánovas del Castillo y José Canalejas, una de las que evidencia un paulatino deterioro de la actividad comercial patente en el continuo cierre de los comercios y tiendas tradicionales que antes se abrían en ellas.

"Estamos pensando en el comerciante de Écija de toda la vida que da un producto de calidad. Pensamos en potenciarlo para que no entre en competencia con un producto de menor calidad y menor especialización", enfatiza el portavoz del gobierno municipal, Fernando Martínez, quien añadió que "los visitantes que vengan al centro histórico disfruten no sólo del entorno patrimonial sino que también puedan hacer compras de calidad en tiendas de prestigio".

El Ayuntamiento entiende que esa protección municipal "contribuirá a la dinamización económica y social" del municipio. Según el consistorio, hay calles del centro en que proliferan actividades comerciales de escasa cualificación que generan una sensación de merma en el atractivo comercial que ha de ofrecer el casco histórico de Écija.

  • 1