Local

El Ayuntamiento no decidirá hasta junio si pide o no el macrocrédito

El Gobierno municipal (PSOE-IU) todavía no tiene claro cómo sanear las cuentas de las empresas municipales. Hasta junio, cuando acaba el plazo, no decidirá si parará o no el macrocrédito.

el 15 sep 2009 / 01:20 h.

TAGS:

El Gobierno municipal (PSOE-IU) todavía no tiene claro cómo sanear las cuentas de las empresas municipales. Hasta junio, cuando acaba el plazo, no decidirá si parará o no el macrocrédito de 283 millones solicitado. En todo caso, el objetivo es que Tussam y Lipasam salgan de los números rojos.

Con motivo del cuarto aniversario de la creación de la Agrupación de Interés Económico (AIE) de las empresas municipales, el edil de Presidencia y Hacienda, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, hizo ayer balance de la situación en la que se encuentran y aseguró que hasta el mes de junio no se definirá si el Consistorio seguirá adelante con el macrocrédito de 283 millones de euros o si, en el caso de descartarlo, el crédito puente de 60 millones de euros -ya gastados- se reconvierte. La idea sería entonces pagarlo a largo plazo, y no a corto como estaba previsto.

El socialista Gómez de Celis explicó que tendrían que ser las empresas municipales las que soportaran la parte del macrocrédito que les correspondiese, esto sí, contando con un "plan de ajuste y reequilibrio presupuestario". Es decir, que tienen que estudiar en qué van a invertir el dinero y cómo lo van a pagar, sobre todo, en cuántos años. A su juicio, dicho endeudamiento no pondría en peligro proyectos como la ampliación del Metrocentro o del Palacio de Exposiciones y Congresos, Fibes, proyectos en manos de Tussam y Emvisesa, respectivamente.

Sin embargo, no todos los criterios serán económicos. La opinión de los socios de Gobierno, IU, también contará a la hora de seguir adelante o no con el macrocrédito. Según Gómez de Celis, la operación no sólo depende de la autorización de una entidad financiera, sino sobre todo del "consenso político". Para lo que se ha creado una mesa de trabajo.

Otro de los puntos a resolver es qué empresas se beneficiarían del macrocrédito, así como cuáles de ellas formarán la nueva corporación municipal -que no holding- que se quiere constituir. En principio, estarían las cuatro empresas locales que ya forman la AIE -Emvisesa (vivienda), Emasesa (aguas), Lipasam (limpieza) y Tussam (transportes)-, a las que se sumaría la agencia de desarrollo económico Sevilla Global. Habrá que ver si se unen o no entidades como Fibes o Mercasevilla.

El concejal de Presidencia y Hacienda, asimismo, recordó que el objetivo es que en los próximos años las empresas municipales, sobre todo Tussam y Lipasam (las más deficitarias), den un ahorro neto positivo. La receta, dijo el edil: aumento de las transferencias del presupuesto municipal y reducción de costes. Ello, añadió, se conseguirá "con o sin macrocrédito".

Por otra parte, Gómez de Celis subrayó que la AIE se ha convertido en la octava empresa de la provincia, con 350 millones de euros de facturación anual, una inversión de 300 millones entre 2006 y 2008 y 3.950 empleados. Según dijo, la agrupación de 38 contratos ha supuesto un ahorro de 9 millones de euros. Sevilla es la única ciudad de España que gestiona sus servicios a través de empresas públicas.

  • 1