Local

El Ayuntamiento reanuda la obra del parking de Ronda de Triana

Los vecinos de Manuel Arellano se levantan otra vez con el ruido de la obra del parking de Crucero Baleares tras sus ventanas. El Ayuntamiento ha reanudado los trabajos después de que el pasado viernes un juez revocase su paralización cautelar. El auto aún no ha sido remitido a las partes.

el 15 sep 2009 / 01:30 h.

TAGS:

Los vecinos de Manuel Arellano se levantan otra vez con el ruido de la obra del parking de Crucero Baleares tras sus ventanas. El Ayuntamiento ha reanudado los trabajos después de que el pasado viernes un juez revocase su paralización cautelar. El auto aún no ha sido remitido a las partes.

El titular del Juzgado de lo Contencioso-administrativo número 10 de Sevilla levantó el pasado viernes la orden -que él mismo había decretado dos días antes- que paralizó cautelarmente las obras. Desde entonces, el Área de Movilidad, con la autorización expresa del juez, mandó retomar los trabajos del aparcamiento junto a Manuel Arellano, en la Ronda de Triana, una construcción que ha provocado el desplazamiento de los bloques aledaños.

Por ahora, los operarios se afanan en el hormigonado del aparcamiento subterráneo que, según Movilidad, se prevé que esté terminado en otoño.

Mientras tanto, ambas partes, vecinos y Consistorio, están a la espera del auto judicial. "Una vez que sepamos los argumentos del juez, decidiremos qué hacer", comentó ayer Concepción Sánchez, portavoz de los vecinos afectados.

En su opinión, estarán "satisfechos" si el titular del Juzgado de lo Contencioso-administrativo número 10 determina que hay que reforzar los edificios para garantizar la estabilidad de los bloques. "Estamos expectantes", apostilló.

Además, Sánchez defendió que los operarios han afianzado un tubo de sujeción, que se había vencido, colocando otro nuevo, incidente que negaron fuentes municipales consultadas, que también rechazaron que haya "peligro" por filtraciones.

Según el informe que los vecinos entregaron al juez, el bloque más afectado, el número 34 de Manuel Arellano, sufre un desplazamiento hacia el oeste de 42 milímetros, siendo el máximo admisible de 47. La junta de dilatación entre los bloques 32 y 34 también ha sufrido un desplazamiento de 42 milímetros. En un principio, el juzgado ordenó la paralización "inmediata" de las obras del aparcamiento como medida cautelar, hasta que se ejecutasen "las correspondientes medidas de seguridad determinadas por la empresa contratada por Movilidad", rezaba el primer auto.

  • 1