Local

El Ayuntamiento rebaja el sueldo a 5.459 funcionarios o empleados municipales y prevé superávit para 2012

el 26 may 2010 / 13:31 h.

TAGS:

La aplicación del decreto Ley promulgado por el Gobierno central  para reducir el déficit de las administraciones públicas se  traducirá, por lo que al Ayuntamiento de Sevilla se refiere, en una  rebaja salarial que afectará a 5.459 funcionarios municipales o  miembros del personal laboral en grados que oscilan entre los 18,28  euros y los 6.568,97 euros anuales, toda vez que el Consistorio  hispalense espera alcanzar en 2012 un superávit de aproximadamente  8,3 millones de euros gracias a un "plan de austeridad" aparejado al  presupuesto de 2010.

La concejal de Hacienda y Comunicación, Nieves Hernández (PSOE),  informó hoy en rueda de prensa de que el recorte salarial, del que  están exentas las plantillas de las empresas municipales, supondrá un  ahorro de 8.168.579,03 euros para las arcas municipales, dado que  tendrá efectos sobre 5.459 funcionarios municipales o miembros del  personal laboral. La contracción salarial, así, será aplicada en  función de la envergadura de los salarios y se consumará por primera  vez en la nómina correspondiente al mes de junio.

En concreto, la aplicación del decreto Ley supondrá una reducción  salarial del 10,55 por ciento por lo que se refiere a las nóminas de  mayor calado del funcionariado del Ayuntamiento hispalense, lo que  constituye una contracción anual bruta de 6.568,97 euros en los  ingresos de los funcionarios municipales que mayores estipendios  perciben. En el otro lado, los salarios más bajos del colectivo de  funcionarios y miembros del personal laboral se reducirán sólo un  0,06 por ciento, porcentaje que se traduce en 18,28 euros brutos  anuales.

ESTUDIANDO EL ACUERDO DE LA FEMP

Como ejemplo, Nieves Hernández expuso el caso de un peón, cuyo  salario de 1.626 euros brutos mensuales sufrirá un recorte de 81,3  euros hasta quedar reducido a 1.544,78 euros brutos mensuales. En  cuanto a la decisión unánime de la Ejecutiva de la Federación  Española de Municipios y Provincias (FEMP) de reducir, igualmente,  los sueldos de los alcaldes y concejales, consideró Nieves Hernández  que los cargos públicos deben ser "los primeros en dar ejemplo" de la  política de austeridad y aseguró que el Ayuntamiento hispalense está  ya calculando qué recortes corresponde efectuar en el seno de la  Corporación local.

No obstante, recordó que el "plan de austeridad" pergeñado por el  Consistorio hispalense para su aprobación en el pleno de forma  paralela al presupuesto municipal del ejercicio 2010 incluye, entre  otros aspectos, "una reducción" paulatina del diez por ciento en lo  que se refiere a las partidas destinadas a los salarios de los altos  cargos del Ayuntamiento hispalense. Así, y cuestionada por casos  concretos, se remitió al estudio del acuerdo de la FEMP.

ASPIRACIONES DE SUPERAVIT

El mencionado plan de austeridad, según desgranó, parte de un  cierre del ejercicio 2008 en el que el Consistorio, sus empresas  municipales y sus organismo autónomos, sufrieron un conjunto de  pérdidas que separaba los 87 millones de euros, porque la política de  recortes y de contención del gasto que incluye el documento aspira a  ahorrar aproximadamente 200 millones de euros al objeto de alcanzar  un "superávit" de 8.366.188 de euros en 2012 en lo que se refiere al  Ayuntamiento y sus entes adscritos.

Para alcanzar dicho objetivo, el mencionado documento prevé una  reducción del "gasto corriente" de aproximadamente el 35 por ciento  en la Gerencia de Urbanismo y una "revisión" de los títulos de viaje  de Transportes Urbanos de Sevilla (Tussam) al objeto de que sus  tarifas se equiparen en 2011 a las del Consorcio Metropolitano de  Transportes, si bien se mantienen las "aportaciones" municipales a  los bonobuses joven, solidario y de la tercera edad.

El Ayuntamiento prevé también un esfuerzo en su Agencia Tributaria  al objeto de que la recaudación del Impuesto sobre Bienes e Inmuebles  (IBI) se eleve del 82 por ciento cuantificado en 2008, a  "prácticamente el 90 por ciento" a lo largo de la aplicación de este  plan de austeridad. No obstante, el Ayuntamiento ha resuelto no  consumar la revisión catastral que le correspondería en 2011, por lo  que el pago del IBI se acometerá merced al valor oficial de las  viviendas registrado en 2001.

AUMENTAN LAS TRANSFERENCIAS A TUSSAM

El plan incluye, además, el mantenimiento de las transferencias a  las empresas públicas excepto en el caso de Tussam, cuyas  transferencias se elevarán de 61 millones de euros en 2008 a 62,6  millones en 2012, y Limpieza Pública de Sevilla (Lipasam), cuyas  aportaciones se dispararán desde los 86,7 millones de euros de 2008 a  los 104,8 millones en 2012.

En cuanto a la prohibición de endeudamiento que contempla el  mencionado decreto Ley, Nieves Hernández explicó que los presupuestos  del Ayuntamiento para 2010, que serán debatidos en un pleno fijado  para el día 31 de mayo, recogen operaciones de crédito por valor de  24,3 millones de euros, precisamente la cuantía cuya "amortización"  se ha previsto en el mismo ejercicio. Partiendo de esa premisa,  consideró que este aspecto del decreto "no afecta" a los presupuestos  municipales, más aún cuando el grado de endeudamiento de la  administración local hispalense está fijado en el 89,83 por ciento,  "40 puntos porcentuales por debajo del límite legal" marcado por la  Ley de Haciendas Locales.

"Es el tercer año consecutivo en el que el nivel de endeudamiento  se reduce", se ufanó la concejal de Hacienda, quien de cualquier  forma, garantizó la "finalización" de los proyectos comprometidos  actualmente, la prestación de los servicios públicos y el abono de  las nóminas de los funcionarios y trabajadores del Ayuntamiento de  Sevilla.

  • 1