Feria de Abril

El Ayuntamiento reprueba la expulsión de gays de una caseta pero aduce que no hay "percha legal" para actuar

el 10 may 2011 / 13:46 h.

La plantilla del Sevilla celebra la UEFA en Eindhoven.
La concejal de Fiestas Mayores del Ayuntamiento de Sevilla,  Rosamar Prieto-Castro (PSOE), ha expresado su reprobación por la  denuncia realizada por una pareja de gays después de que un  matrimonio les impidiera bailar sevillanas juntos en una caseta  ubicada en la calle Pascual Márquez de la Feria de Abril debido a su  condición de homosexuales.  

No obstante, Prieto-Castro ha señalado en rueda de prensa que,  frente a la reclamación realizada por la Asociación de Consumidores y  Usuarios en Acción (Facua) de Sevilla, que ha demandado al  Ayuntamiento hispalense que abra un expediente al titular y le retire  la licencia si no se retracta de esta conducta, el Consistorio no  puede actuar contra la caseta "al no haber percha legal, por muy  fuerte que sea el tema".  

"Es un derecho recogido en la Constitución, pero desde Fiestas  Mayores no podemos retirar la licencia", ha señalado la edil  socialista, recordando que los hechos se dieron en una caseta privada  y que si ellos estaban dentro es porque estarían invitados por algún  miembro de la misma, por lo que ha instado a la pareja a "hablar con  quien los invitó y resolver el tema con ellos".

Según la versión de Facua, frente a la "supuesta incapacidad para  actuar" manifestada desde la Delegación de Fiestas Mayores de la  corporación municipal, "el Ayuntamiento es el que concede las  licencias de las casetas privadas y, por tanto, no puede permitir que  sus titulares practiquen o permitan en ellas actos de homofobia".

"Por segundo año consecutivo trascienden prácticas homófobas en  casetas de la Feria de Sevilla mediante la expulsión de homosexuales  sin que el Ayuntamiento tome medidas; en 2010, otra pareja fue objeto  de esta discriminación por el mero hecho de besarse", ha recordado la  entidad.

Según el colectivo de consumidores, el argumento de que en una  caseta privada puede hacerse lo que sus titulares quieran es  "inaceptable", pues con él "podrían cometerse en ella todo tipo de  actos anticonstitucionales, tanto homófobos como xenófobos, racistas,  de exaltación del terrorismo o del franquismo, así como el consumo de  drogas ilegales, tabaco, alcohol por menores y la venta de alimentos  en mal estado".  

  • 1