martes, 19 marzo 2019
22:14
, última actualización
Local

Las catenarias del tranvía hasta el Prado desaparecerán en septiembre

Las obras tendrán un coste de 245.000 euros y empezarán a final de julio para implantar un sistema para almacenar energía recargada en las paradas. Este sistema reducirá un 20% el consumo de energía.

el 25 jun 2014 / 11:25 h.

TAGS:

El Ayuntamiento retirará las catenarias desde el Archivo de Indias hasta el Prado. El Ayuntamiento retirará las catenarias desde el Archivo de Indias hasta el Prado. El Metrocentro circulará en septiembre sin necesidad de catenarias desde el Archivo de Indias hasta el Prado de San Sebastián, gracias a un sistema tecnológico desarrollado por la empresa CAF que permitirá recargar energía eléctrica durante las paradas en el camino, además de aprovechar la que se usa en las frenadas, y almacenarla en unos ultracondesadores adheridos al tranvía para circular entre paradas con ella. Así lo anunció ayer el alcalde, Juan Ignacio Zoido, que defendió que con esta medida, que prometió al llegar a la Ayuntamiento y que adelantó este periódico en febrero, se «descontamina visualmente» una zona monumental de la ciudad como la calle San Fernando y la Puerta de Jerez, y además se ahorrará un 20 por ciento de energía que supondrá económicamente más de 25.000 euros anuales de ahorro, situando el coste energético en 4,8 euros la hora . Para ello, eso sí, en la tercera semana de julio comenzarán unas obras, costeadas íntegramente por la empresa pública de transportes Tussam, cuyo presupuesto asciende a 245.000 euros de los que 112.600 corresponden a la retirada de los postes y cables de la estructura en sí y el resto a las «obras complementarias» para reurbanizar la parte de las vías donde iban los postes. La contaminación visual de las catenarias fue una de las grandes críticas del PP al proyecto en la oposición. / Antonio Acedo La contaminación visual de las catenarias fue una de las grandes críticas del PP al proyecto en la oposición. / Antonio Acedo Zoido aseguró que el Ayuntamiento y la empresa Construcciones y Auxiliar de Ferrocarriles (CAF) –la empresa también fabricante de los tranvías– llevan trabajando «desde finales de 2013 con el sigilo debido para que no se entorpeciera el proyecto y una vez desarrollado y disponible el dinero, a partir de septiembre habrán desaparecido las catenarias». El nuevo sistema (ACR) ya se ha probado en la estación de la Plaza Nueva –desde que el tranvía se amplió hasta San Bernardo en 2011 se eliminaron las catenarias entre ésta y el Archivo de Indias– y se completará con una batería adicional de ión-litio que se incorporará a cada uno de los tranvías. Según explicaron tanto el alcalde como el gerente de Tussam, Manuel Torreglosa, hasta ahora este sistema no se había perfeccionado lo suficiente para poder conseguir almacenar energía que permitiera cubrir un trayecto de dos kilómetros como éste. Por ello, Torreglosa señaló que es pionero su uso en un recorrido tan largo. El proyecto será aprobado hoy por la Comisión Ejecutiva de Tussam para su licitación. La primera fase de las obras, consistente en la adecuación de las paradas, comenzará a finales de julio y durante agosto, un mes en el que baja la afluencia de viajeros, se harán las primeras pruebas. Según los responsables municipales, el tranvía funcionará sin catenarias hasta el Prado «como máximo a finales de septiembre». También aseguraron que durante las obras, el servicio no se verá afectado. La iniciativa recibió ayer los primeros aplausos de asociaciones conservacionistas y colectivos afectados como las cofradías. Así, el presidente de Adepa, Joaquín Egea, defendió que aunque lamenta que suponga un «alto coste», es una actuación «fundamental» para «dar calidad a la ciudad». Desde el COnsejo de Hermandades y Cofradías, su responsable, Carlos Bourrellier explicó que en los últimos años se había logrado tensar la catenaria para evitar su incidencia sobre la altura de los pasos de Cristo pero opinó que su supresión hace ganar en estética a la Avenida. Durante su comparecencia para anunciar el proyecto, el alcalde también reconoció que existe voluntad para completar la eliminación de las catenarias desde el Prado hasta San Bernardo y que se sigue trabajando en el perfeccionamiento de la técnica. Recordó que se comprometió a eliminarlas al asumir la Alcaldía si bien aprovechó para criticar al Gobierno anterior que ejecutó el tranvía al asegurar que «si hubiese sido un proyecto adecuado con conexión por tierra, pero como fue una improvisación más, pues ahora tenemos que quitarlo». También reconoció que «hay estudios hechos» sobre la ampliación del tranvía hasta Santa Justa, pero admitió que «el importe que supone ahora mismo no se puede abordar. Habrá que esperar a mejor momento».  

  • 1