Local

El Ayuntamiento sale al rescate de la Fundación Genus

El alcalde instará a las administraciones, comercios y empresas locales a encargar sus carteles y trabajos de imprensa a Cailu, que contrata a mujeres discapacitadas como consecuencia dehaber sufrido malos tratos.

el 21 oct 2011 / 20:21 h.

TAGS:

El Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra ha respondido a la llamada de auxilio de la Fundación Genus, que gestiona la empresa Cailu (Centro Andaluz de Integración Laboral Unificada), integrada por una plantilla de 52 mujeres con discapacidad por culpa de la violencia de género, ante la situación "desesperada" por la que atraviesa debido al descenso en un 62% del número de pedidos que recibía por parte de administraciones y particulares.

 

El alcalde de Alcalá, Antonio Gutiérrez Limones (PSOE), que siempre ha defendido y apoyado esta iniciativa surgida en 2002 en una nave cedida por el Consistorio alcalareño, ha puesto de relieve que hará todo tipo de gestiones ante las administraciones, comerciantes y empresas de la localidad para que encarguen trabajos a Cailu, atendiendo así a la llamada de auxilio que ha realizado recientemente la presidenta de la Fundación Genus, Cristina Pavón.

Según Gutiérrez Limones, "todos debemos hacer un esfuerzo importante, incluido el propio Ayuntamiento, para que esta empresa pueda seguir funcionando y haciéndolo tan bien y de forma tan profesional como hasta ahora". Prueba de ello, remarca, han sido los numerosos reconocimientos recibidos, entre ellos el Premio Andaluz de la Excelencia otorgado por la Junta de Andalucía por los resultados obtenidos en su gestión.

El regidor alcalareño ha insistido en que "se implicará de forma directa, llamando a todas las puertas que haga falta, porque el trabajo que realizan estas mujeres es único", recordando también a todas las empresas del municipio que, a la hora de encargar trabajos a Cailu -que se dedica al sector de regalos de empresa, serigrafía, termoimpresión de productos publicitarios, digitalización de datos y gestión documental-, es posible desgravar a Hacienda y obtener algunos beneficios fiscales.

El Ayuntamiento de Alcalá y la Fundación Genus han venido colaborando conjuntamente durante los últimos años, a través de iniciativas como el desarrollo de jornadas informativas sobre Igualdad de Género o la cesión de unos terrenos para poner en marcha el proyecto de construcción de una guardería gestionada por la fundación Cailu.

La presidenta de Genus, alertó a principios de este mes que llevaba tres meses sin poder pagar las nóminas de su plantilla y cifró en unos 300.000 euros el valor de los pedidos necesarios para no tener que presentar en enero un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) a sus 52 empleadas. "Estoy desesperada, necesitamos trabajo o donaciones, que desgravan fiscalmente", reclamó Pavón.

  • 1