domingo, 18 noviembre 2018
04:10
, última actualización
Local

El Ayuntamiento volverá a implantar la zona azul en las calles del Centro

El Consistorio estudia cuántas de las 500 plazas que había en el casco histórico volverán a instalarse. 

el 09 oct 2011 / 16:16 h.

TAGS:

Dos coches aparcados en doble fila en la zona del barrio del Arenal.

Casi dos meses después de la derogación del Plan Centro, el Consistorio anunció este fin de semana que la zona azul volverá al casco histórico. La medida, que supondrá la recuperación de la situación existente antes de la implantación de las cámaras y del sistema de control de acceso al Centro, debe aún ser concretada, pero puede suponer la implantación de hasta 500 estacionamientos rotatorios en superficie en las vías del núcleo urbano. Éstos fueron retirados en 2010 y no llegaron a ser reubicados en otras vías de la ciudad.

La medida fue anunciada por el delegado de Seguridad y Movilidad del Ayuntamiento, Demetrio Cabello, a Europa Press. Pese a esto, el gobierno aún no ha concretado cómo se reordenarán estas plazas de estacionamiento ni cuántas volverán a habilitarse, ya que en estos momentos sólo hay plazas de estacionamiento regulado en el Arenal, Reyes Católicos, Paseo Colón, Arjona y Marqués de Paradas, las áreas que se quedaron fuera de las limitaciones establecidas.

El mantenimiento de estas plazas permitió conservar una fuente de ingresos para Aussa, que vio cómo la rotación en las plazas del entorno del casco histórico se incrementaban sensiblemente por la aplicación del Plan Centro. Pese a esto, la corta duración del mismo -de diciembre a junio- impide evaluar, de momento en las cuentas de la empresa el impacto que tuvo la supresión de medio millar de plazas y el impulso a las ubicadas en el Arenal y en las zonas excluidas de las restricciones de tráfico.

La propuesta del Ayuntamiento, que aún no se ha concretado, viene a suponer una de las primeras medidas impulsadas por el PP desde la derogación del Plan Centro, más allá del incremento de los controles policiales. Pese a esto, la zona azul está pensada para atraer vehículos y para fomentar su rotación y por tanto la circulación.

Junto a esta medida, el Consistorio ha instalado señales de restricciones de acceso al tráfico en varios de los puntos del casco histórico, como San Pablo o Trajano, vías por las que no está permitido circular ni siquiera un mínimo de tiempo, salvo que se trate de un vehículo autorizado -aunque los controles dependen de la presencia policial-.

El resto de iniciativas anunciadas, como el refuerzo del transporte público o medidas alternativas de reordenación del tráfico no tienen aún forma. De hecho, el gobierno ha apuntado en repetidas ocasiones que, dado que la situación actual "funciona bien", seguirán estudiándose.

  • 1