Local

El Ayuntamiento y la Policía Local de Palomares impiden un corte de electricidad en un colegio

el 03 nov 2010 / 18:10 h.

TAGS:

El primer teniente de alcalde Palomares del Río (Sevilla), Manuel  García Ogalla (PSOE), y miembros del Cuerpo de Policía Local han  impedido a varios operarios de una subcontrata del grupo energético  Endesa el acceso a los cuadros de electricidad del colegio público  Vicente Aleixandre y de la guardería 'Títeres'. Los agentes y este  miembro del Gobierno municipal se han enfrentado a los operarios y al  subdirector de la subcontrata en un "incidente bastante desagradable"  al tener constancia de que Endesa promovía un corte de electricidad  en ambos centros educativos a cuenta de la deuda contraída por la  Administración local.

El propio Manuel García Ogalla ha relatado a Europa Press que los  hechos acontecieron el pasado 28 de octubre, cuando la dirección del  colegio Vicente Aleixandre telefoneó al Ayuntamiento para dar cuenta  de que un equipo de operarios de una subcontrata de Endesa pretendía  acceder a los cuadros de electricidad de las instalaciones educativas  para cerrar el flujo eléctrico. Ya a finales de mayo del año en  curso, como se recordará, las instalaciones de la televisión  municipal, el centro Guadalinfo y el pabellón de deportes sufrieron  un corte del suministro eléctrico a consecuencia de la deuda  contraída por el Ayuntamiento con el grupo energético Endesa, si bien  el fluido eléctrico fue restablecido finalmente al comprometerse el  primer edil, Juan Bautista Ginés (PSOE), a amortizar 30.000 euros de  la deuda pendiente con la compañía.

Dada la situación, Manuel García Ogalla se personó en el colegio  Vicente Aleixandre flanqueado por agentes de la Policía Local al  objeto de impedir que fuera cerrado el flujo energético, pues en el  interior del centro educativo unos 300 alumnos se aprestaban al  almuerzo. Ante la actuación del concejal socialista y de esta  dotación de la Policía Local, los operarios requirieron la presencia  del subdirector general de la subcontrata, que finalmente se personó  a las puertas del centro educativo, donde García Ogalla y los agentes  impedían el acceso a los operarios.

"FORCEJEO FISICO"

Allí, y siempre según el relato de García Ogalla, se produjo un  "incidente bastante desagradable" con "forcejeo físico" incluido al  no aceptar el directivo de la subcontrata la negativa del Gobierno  municipal a que fuese consumado el cierre del abastecimiento  energético, extremo derivado de los aproximadamente 139.000 euros que  aún adeuda el Ayuntamiento al grupo energético Endesa. Los operarios  y el subdirector, según el primer teniente de alcalde, desistieron  finalmente de su empeño y abandonaron este municipio aljarafeño  después de que la Policía Local advirtiese de un posible arresto por  desacato a la autoridad.

"Es ilógico que, sin previo aviso, se intente cortar la  electricidad a un centro educativo con 300 niños en su interior. Hay  otras medidas de presión antes que esa", ha señalado Manuel García  Ogalla, quien ha defendido que el Ayuntamiento está saldando "poco a  poco" su deuda con Endesa y ha lamentado especialmente el  comportamiento del directivo de la subcontrata, al que acusó de  "actitud de prepotencia, amenazas y desafío".

"Es cierto que el Ayuntamiento tiene una deuda con ellos, pero  estamos negociando su pago. Y en cualquier caso, el derecho de la  educación de nuestros hijos debe prevalecer sobre las reglas del  mercado. No podemos permitir que sin avisar con antelación, sin haber  tomado las medidas oportunas una empresa privada, respaldada por el  derecho a cobrar su deuda, genere un problema de social utilizando  para ello a los más débiles, a nuestro hijos e hijas", ha defendido  también el alcalde en un comunicado.

  • 1