Local

El azulejo de la Estrella se colocará en la torre del templo de los Paúles

el 27 ago 2012 / 19:41 h.

TAGS:

"La Fundación Nao Victoria a la trianera Estrella de los Mares", reza.

Sus monumentales dimensiones son de 2 metros de ancho por 2,80 de alto y desde el próximo día 5 hermoseará la fachada de la iglesia de los Paúles, sita en Pagés del Corro. La Fundación Nao Victoria celebrará ese día una misa, presidida por el arzobispo de Sevilla, Juan José Asenjo, en el transcurso de la cual se procederá a la bendición de un nuevo azulejo cerámico de la Virgen de la Estrella.

Pintado por Isabel Parente, para su ubicación se pensó en principio en la nueva esclusa del Puerto de Sevilla. Sin embargo, la tardanza en su inauguración, por los problemas conocidos, y la dificultad en hallar un emplazamiento acorde a la dignidad que merece han llevado a sus patrocinadores, en unión con la hermandad de la Estrella, a fijar su colocación en la torre del templo de los Paúles, "un sitio muy exclusivo", recalca el presidente de la Fundación Nao Victoria, Juan Salas, ya que fue sobre este mismo solar, justamente en la iglesia del desaparecido convento de la Victoria, donde en 1519 "el regidor local, en nombre del emperador Carlos V, hizo entrega de las cinco banderas a los cinco capitanes de los barcos que componían la flota" que circunnavegó por vez primera el planeta, ceremonia a la que "asistió el propio Juan Sebastián Elcano como maestre de la Concepción".

El hermano mayor de la Estrella, Manuel Domínguez del Barco, también se congratula por el emplazamiento final de este colosal azulejo, ya que fue en este mismo escenario, en una capilla del convento de la Victoria perteneciente a los Frailes Mínimos de San Francisco de Paula, cuando hacia 1560 se funda en Triana una hermandad de luz bajo el patrocinio de Nuestra Señora de la Estrella. En el azulejo aparece la Virgen a tamaño natural y vestida de hebrea sobre una vista del puerto de Sevilla del siglo XVI, basada en una interpretación de un cuadro de Alonso Sánchez Cano.

"La Virgen está en el cielo de un atardecer sevillano y luce una vestimenta de la época, basada en la que viste la Virgen de los Navegantes del Alcázar de Sevilla", explica la autora de la obra, quien ha introducido en el diseño un detalle distintivo de la hermandad: el lignum crucis que porta la VIrgen de la Estrella en su mano derecha cada Domingo de Ramos.

  • 1