lunes, 10 diciembre 2018
10:09
, última actualización

El Bajo Guadalquivir, clave para el turismo interior

El consejero de Turismo y Comercio, Rafael Rodríguez, pone en valor el Plan Estratégico puesto en marcha por el Ayuntamiento de Los Palacios.

el 16 jun 2014 / 23:57 h.

Los Palacios y Villafranca, gracias al Plan Estratégico de Desarrollo Turístico presentado anoche en el restaurante Manolo Mayo, puede convertirse en la referencia en turismo interior de la provincia, según el consejero andaluz del ramo, Rafael Rodríguez, quien subrayó además la relevancia de la iniciativa del Ayuntamiento como «una valiosa oportunidad para crear empleo y riqueza en toda la comarca en los próximos años». Según Rodríguez, este municipio de 38.000 habitantes del Bajo Guadalquivir posee «múltiples posibilidades para atraer la llegada de visitantes». No en vano, es lo que persigue el plan estratégico en el que ha trabajado el Ayuntamiento en varias mesas temáticas estos últimos meses, asesorado por el empresario Manuel Venegas (Factor Consultores): atraer turistas interesados por la cultura, el deporte, las fiestas religiosas, el flamenco, el medioambiente y la gastronomía. Estratégicamente situado entre la capital hispalense, la marisma y la costa, Los Palacios y Villafranca pretende con este plan afilar todas sus potencialidades y corregir los errores que hasta ahora le impidan un verdadero impulso. En este sentido, el consejero, acompañado anoche por el alcalde, Juan Manuel Valle, Venegas y diversos empresarios de establecimientos turísticos y hosteleros locales, se refirió al atractivo turístico del pueblo en diferentes segmentos, como el flamenco (Festival de la Mistela), el lúdico-religioso (la tradicional Romería de San Isidro Labrador, declarada de Interés Turístico de Andalucía) o el deportivo (Media Maratón Sevilla-Los Palacios). Asimismo, Rodríguez puso de relieve «la singularidad de este municipio y su entorno para la confección de productos turísticos auténticos ligados a la gastronomía, sobre todo a partir de los amplios arrozales situados en la Marisma del Guadalquivir y la cocina de la huerta con el tomate como producto estrella». Precisamente el pasado miércoles, cuatro de los mejores restaurantes del pueblo (Manolo Mayo, Casa Moral, La Pachanga y Casa Juanma) se presentaban como corporación empresarial con unos paquetes turísticos concretos que colocaban la mejor cocina andaluza en el epicentro de su atractivo, que adobaban con visitas precisamente por los mismos lugares que el plan presentado anoche destacaba: las cooperativas agrícolas que muestran los productos estrella del campo palaciego como los codiciados tomates o las sandías gigantes, las tablas del arroz de la cercana marisma, paseos a caballo por el entorno rural, itinerarios con el Pueblo Lejano de Joaquín Romero Murube como libro conductor, actuaciones en la tertulia flamenca El Pozo de las Penas, una de las peñas más antiguas de Andalucía y, por supuesto, las visitas al museo costumbrista de Juan Begines, una de las joyas etnográficas más impresionantes de toda la región absolutamente por descubrir y que el Consistorio y su dueño confían en reubicar y dotar de servicios para recibir turistas. La estrategia del plan presentado anoche, que ahora habrá que desarrollar, contempla actuaciones dirigidas a la mejora de infraestructuras para potenciar el turismo ornitológico, rutas a caballo y el diseño de una red de posadas ecuestres y la adecuación de espacios terrestres y fluviales para el turismo activo y de aventuras (senderismo, bicicleta, escalada, deportes aéreos, kayak o rafting) en entornos de alto valor ecológico como el Cerro de las Cigüeñas o el Lago de Diego Puerta. El consejero señaló que el plan puede convertirse en «el mejor instrumento» para facilitar la colaboración público-privados para impulsar al municipio como destino.

  • 1