domingo, 17 febrero 2019
21:54
, última actualización
Local

El bajo nivel cultural y económico andaluz frena el éxito educativo

Andalucía ocupa el puesto 13 de 19 comunidades en el primer diagnóstico nacional realizado por el Ministerio de Educación.

el 15 jun 2010 / 20:18 h.

TAGS:

La evaluación de diagnóstico se llevó a cabo en 50 colegios andaluces.

El rendimiento escolar de los andaluces no dista demasiado del resto de regiones. En el promedio que ha hecho el Ministerio de Educación para comparar los resultados de todas las comunidades -primera evaluación de diagnóstico de carácter nacional-, Andalucía se sitúa discretamente cerca de la media nacional. Si el promedio de España es 500, Andalucía obtiene 498 en competencia lingüística; 488 en matemáticas; 500 en ciencias y 494 en competencia social y ciudadana. Pero la realidad educativa andaluza sería mejor si el peso económico, social y cultural de la región no fuera tan bajo. "Andalucía no sólo tiene tasas de riqueza bajas respecto a otras regiones. El nivel cultural de la población es el más modesto de España, y de todos los datos ajenos al sistema educativo, ese es el que más influye en el rendimiento escolar", explicó ayer el autor del informe y director del Instituto de Evaluación, Enrique Roca.

Al presentar ayer los datos andaluces, el consejero Francisco Álvarez de la Chica también quiso hacer notar ese matiz. Los resultados de los alumnos de 4o de Primaria colocan a la comunidad andaluza en el puesto 13 de 19 (sumando Ceuta y Melilla). En lengua, sería la décima, en matemáticas, la posición 15, en ciencias, la 12 y en sociales, la 13. El informe jugó a eliminar la variable sociocultural de la ecuación para ver qué influencia tenía en el rendimiento de los estudiantes. Y al hacerlo, Andalucía subía de nivel: en lengua, hasta la posición 3, en matemáticas, la 4, en ciencias, la 6 y en sociales, la octava. "Andalucía", dijo De la Chica, "está 18 puntos por encima de lo que se espera de una comunidad con nuestra realidad socioeconómica".

El índice social, económico y cultural (ISEC) se computa con el nivel de estudios de las familias, el número de libros en casa, el espacio de estudio, el grado cultural de la sociedad donde se vive, el nivel de riqueza... Hasta tal punto es importante este factor en el mayor o menor éxito de la escuela, que cuando se extrae de la ecuación "desaparecen las diferencias entre los resultados de la pública y la concertada", dice Roca. Contando los factores externos, Andalucía está a la cola y el País Vasco, donde más del 51% de la población escolar estudia en colegios privados concertados, se encuentra a la cabeza. Pero sin los factores externos, Andalucía se pondría por delante en lengua.

Acorta distancias. El consejero dijo que Andalucía ha acortado distancias con otras regiones, aunque "no es para echar las campanas al vuelo". Ha mejorado 15 puntos en lengua y 14 en ciencias respecto al informe Pisa de 2006, donde Andalucía ocupó el último puesto de las diez comunidades evaluadas. De esas 10 regiones que se presentaron voluntariamente a aquel diagnóstico internacional, sólo repite el País Vasco, que ahora está por debajo de Andalucía junto a Valencia, Baleares, Canarias, Ceuta y Melilla. "La diferencia más acusada con otras regiones está en matemáticas", dijo De la Chica. Aún así, la secretaria de Estado de Educación, Eva Almunia, explicó en Madrid que hay más diferencias entre alumnos de distintos colegios (ya fueran públicos o concertados) que entre comunidades. Por eso los andaluces encuentran las mismas facilidades y dificultades que los asturianos.

Gasto y ratio. Otros factores que explican los moderados resultados andaluces son el gasto por alumno, la inversión de educación en el PIB y la ratio escolar. Sobre esta última, el ministerio no ha usado el coeficiente habitual -número de alumnos por aula- sino el total de alumnos del sistema por el total de profesores. Mientras más bajo es el promedio significa que el sistema escolar tiene más capacidad para intervenir, significa que le sobran maestros en las aulas para otras tareas complementarias, como docentes de apoyo, especialistas, pedagogos... Pero Andalucía tiene el promedio más alto de toda España (12,2), cuando la media nacional está en 10,3. También el gasto por alumno mide los recursos empleados en educación. En el caso andaluz, el más bajo de todos: 5.060 euros por estudiante, cuando la media es de 6.207, que además ya es de por sí inferior a la media de la OCDE. El PIB de Andalucía también es el tercero más bajo de España.

Vida escolar. Otro factor fundamental es la esperanza de vida escolar a partir de los 6 años (edad de escolarización obligatoria). Son los años previsibles que un alumno pasará en el sistema educativo. En el caso andaluz, 14, cuatro años más de lo obligatorio. Un dato "muy positivo", según el ministerio.

  • 1